https://static.elcorreo.com/www/menu/img/tecnologia-fs-gamer-desktop.png
Opinión

Por qué Switch Lite era tan necesaria para Nintendo

Nintendo Switch Lite /
Nintendo Switch Lite

Un producto económico enmarcado en el segmento donde los japoneses siguen líderes

José Carlos Castillo
JOSÉ CARLOS CASTILLO

Era un secreto a voces. Nintendo preparaba una versión compacta de su consola híbrida, orientada a los usuarios más jóvenes o con menor poder adquisitivo. Los mismos que conforman la base instalada de Nintendo 3DS (74 millones de consolas vendidas en todo el mundo), plataforma cuya defunción tarda en certificarse. De hecho, los de Kioto insistieron en dar cabida a la portátil estereoscópica, minutos después de anunciar Switch Lite: «Seguiremos apoyando al ecosistema de Nintendo 3DS mientras exista demanda», explicó Doug Bowser, presidente de Nintendo of America.

Si uno echa un vistazo a los resultados de Nintendo durante el último año fiscal, no obstante, atestigua cómo 3DS apenas representó un 5% en las ventas. Por el contrario, Nintendo Switch copó un 86% del 'pastel', habiendo superado con creces el pobre rendimiento comercial de su predecesora (Wii U).

Tras colocar 34 millones de máquinas alrededor del globo, algunos analistas dieron por hecho que la estrategia bicéfala de Nintendo había caída en saco roto. Con la Switch original, los japoneses aunaban aporrear botones frente a la tele y hacerlo en cualquier parte. Las máquinas de bolsillo diseñadas exclusivamente para jugar dejaban de tener cabida, máxime con los versátiles smartphones en auge desbocado.

Ahora bien, los 339 euros de Switch se antojan demasiado para el público objetivo de un segmento en el que Nintendo siempre ha dominado. Recordemos si no los 154 millones de Nintendo DS vendidas; los 128 millones de Game Boy o los 81 millones de Game Boy Advance. Aquí es donde encaja la nueva Switch Lite, 100 euros por debajo de su hermana mayor y carente de funcionalidades como el juego en el televisor. Tal así que la nomenclatura no se sostiene: no hay 'switch' que valga, más allá de la compatibilidad de catálogo y las partidas multijugador entre sendos modelos.

Hablamos de una contradicción, sí, pero justificada en términos de marketing (terreno en el que Nintendo patinó durante la pasada generación). Las confusiones entre Wii y Wii U; 2DS y 3DS fueron una constante, lo que en último término lastró el ciclo comercial del consabido Gamepad. Pese a la coletilla, los progenitores de medio mundo identificarán a Nintendo Switch Lite como una versión barata y compatible con los juegos de su homónima. Tan sólo cinco títulos requerirán de un accesorio adicional (Joy-Con) para jugarse con todas las de la ley: '1,2 Switch', 'Super Mario Party' y la denostada serie 'Nintendo Labo'. Referencias que importarán lo justo al cúmulo de usuarios potenciales.

A la hora de la verdad, nadie duda de que Switch Lite se convertirá en regalo estrella de la próxima campaña navideña. Consideremos también su lanzamiento junto a los nuevos 'Pokémon Espada' y 'Pokémon Escudo', tradicionales superventas en todos los mercados. Sí está por ver cómo afectará Lite al desempeño de la Switch original: ¿son tan importantes jugar en la tele y los mandos desacoplables como para que el concepto de 'switch' no se diluya? ¿Enfrentaremos un escenario en el que el pez chico se meriende al pequeño? Lo único seguro es que Nintendo Switch se convertirá en una familia de provecho (algunos insisten en una 'Switch Pro'), lo que a fin de cuentas engrosará las arcas de Nintendo.