El supuesto hijo valenciano de Julio Iglesias: «Mi madre y yo fuimos víctimas de un error»

Javier Sánchez Santos acompañado de su mujer y su madre a la entrada en el juicio. / Juanjo Monzó

El juicio por paternidad de Javier Sánchez Santos queda visto para sentencia

IVÁN GÓMEZValencia

Durante la mañana se ha celebrado el juicio por demanda de paternidad a Julio Iglesias. Javier Sánchez Santos llegaba a las 9.04 de la mañana a la Ciudad de la Justicia acompañado de su pareja y su madre, María Edite. «Tanto yo como mi madre fuimos víctimas de un error de forma por el Estado. Esperemos que esta vez se haga justicia y se centren en el fondo. Nos vemos a la salida», ha declarado a los periodistas.

La vista ha dejado muy buenas sensaciones a la parte demandante, en palabras de Fernando Osuna, abogado de Javier Sánchez, «las pruebas son los suficientemente contundentes como para dictar sentencia a nuestro favor». El abogado se basa en tres aspectos: que Javier nació justo 9 meses después de que María Edite e Iglesias mantuvieran una relación, el parecido físico entre los supuestos padre e hijo y la negativa del cantante a realizarse pruebas de ADN.

Sobre estas pruebas, Falomir, abogado de Iglesias, ha declarado que no descartan realizarlas «en un futuro», además, ha afirmado que si es necesario llevará este tema hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

María Edite, que ha sido la única declarante en la vista, se ha mostrado contenta por su testimonio y asevera que «la verdad es la que es». «Tengo un hijo maravilloso y Julio se lo ha perdido, está acorralado», comentaba la madre de Javier.

El juicio ha quedado visto para sentencia y Osuna cree que en cuatro o cinco días habrá veredicto, el cual cree que será favorable.