El 'Cara al sol' vuelve a sonar en Calera de León

Fernández (tercero por la izquierda) lee en el cementerio de Calera en el homenaje a los represaliados. / Foto: Hoy | Vídeo: EP

Rayan y pinchan las ruedas de un coche a un vecino que participó en un acto de la Memoria Histórica y al que provocaron con el himno falangista

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Fernando Fernández Balsera es de Calera de León (990 vecinos, comarca de Tentudía) pero vive en Toledo. Como siempre, pasó el puente de Todos los Santos en el pueblo. Este año con más motivo. Miembro de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, ARMH, llegaba a Calera la exposición 'Tras la huella de la Memoria Histórica en Extremadura', y se recordaba en el cementerio, donde en unos meses se va a excavar una fosa, a todos los represaliados franquistas. Pero la jornada para este exempleado de Telefónica no acabó bien.

Fernando Fernández acudió este lunes al cuartel de la Guardia Civil en Monesterio y puso dos denuncias, una contra un vecino concreto del municipio y otra genérica. Al vecino le acusa de coacciones tras el homenaje a los represaliados por el franquismo. Según su testimonio, le abordó horas después de ese acto en el cementerio. Cuando entraba en un bar, se le puso por delante y, con el saludo fascista, le empezó a cantar 'Cara al sol', el himno de la Falange institucionalizado durante el franquismo. Siguió cantándoselo, «gritando más», dentro del bar y, para evitar altercados, Fernández se fue.

La segunda denuncia tiene que ver por los daños sufridos por su coche dos noches seguidas. Ha aparecido con la chapa rayada y tres de las cuatro ruedas pinchadas. El denunciante considera que tiene vinculación directa con el acto de la Memoria Histórica pero no puede aseverar quién causó los daños.

«Tengo ya una edad (77 años) y no me voy a dejar coaccionar por nadie a estas alturas. Si pongo ahora la denuncia es porque no sé si este enfrentamiento puede ir un poco más lejos, si la agresividad puede ir a mayores», resume. «Nos parece un hecho muy grave y antidemocrático lo vivido en Calera de León. No se pueden permitir actitudes de coacción», añade Ángel Olmedo, historiador, coordinador de la exposición y vocal de la ARMH.

«En Calera y en la comarca hay mucha gente que quiere darle sepultura digna a familiares fusilados por el franquismo y el pasado jueves se reunieron para recordarlo. No puede ser ahora que sufran un doble daño, el de no saber dónde están sus padres, tíos o abuelos y que algunos no lo quieran permitir», agrega Olmedo. En ese homenaje en el camposanto se colocó una bandera republicana sobre una tapia. Apareció tirada horas más tarde en un contenedor de la basura.

Bajo la tierra del cementerio calereño se cree que hay cerca de una veintena de represaliados del régimen de Franco. Se han iniciado los pasos para exhumar sus restos. «Parece que esto no le parece bien a determinada gente», indica Fernández Balsera, autor de un libro, 'La huerta del cura, la Calera de posguerra'. «Parece que no gustó a algunos vecinos, entre ellos el del 'Cara al sol'. Con él ya he tenido otro roce hace tiempo por temas políticos pero ya no se puede dejar pasar más ciertas actitudes antidemocráticas», indica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos