En directo | Pedro Sánchez: «Esta moción se acaba ahora si quiere. ¿Está dispuesto a dimitir?»

El PNV, presionado por el apoyo del soberanismo catalán a la moción, decide hoy el sentido de su voto tras escuchar al líder del PSOE

«Quiero comenzar mi intervención reivindicando la fuerza moral de la Constitución del 78. Quiero invocar la letra, el valor y la vigencia del espíritu de nuestra Constitución», ha empezado Pedro Sánchez, el candidato a la Presidencia. «Esta moción nace de su incapacidad, señor Rajoy», ha asegurado. SIGUE EN DIRECTO LA MOCIÓN DE CENSURA AQUÍ

Rajoy ha vuelto a replicar a Ábalos. «No ha respondido a ninguna pregunta de las que le he hecho y no lo ha hecho porque no tiene nada que decir para defender la moción. Lo que han hecho hoy con usted clama al cielo», ha sostenido Rajoy. El presidente del Gobierno ha vuelto a insistir en que la sentencia no condena ni al Gobierno ni a ninguno de sus miembros. La siguiente estrategia ha sido la de apelar a la unidad de España, tomando declaraciones de barones y diferentes dirigentes del PSOE que en su día cargaron contra los independentistas catalanes o contra Pedro Sánchez. Las caras de Sánchez y de Ábalos han sido un poema.

En su segunda intervención, de apenas ocho minutos, Ábalos ha apostado por el 'y tu más' ha explicado que en su partido no ha habido una sentencia así. «No tenemos ningún dirigente al que decirle que se vaya porque ya lo ha hecho. Tenemos un código ético y no tenemos que cesar a nadie en diferido».

«La sentencia no es firme pero qué más les da». De esta forma ha comenzado Mariano Rajoy su réplica al secretario de Organización del PSOE en la moción de censura. El presidente del Gobierno ha acusado a Ábalos de diseñar «un cuadro siniestro que no se parece a la realidad» pero que, en su opinión, justifica los intereses de la formación socialista. También ha acusado al PSOE de lanzarse con «ímpetu pero sin fundamento» porque «no hay una sola línea en la que se condene penalmente ni al Gobierno ni al Partido Popular». En este sentido, el jefe del Ejecutivo ha recordado que la condena es «a título lucrativo»y por hechos ocurridos «hace quince años». Y ha vuelto a utilizar el argumento de que sí, en el PP hay corruptos «pero el PP no es corrupto».

Y luego ha pasado al ataque poniendo sobre la mesa los casos de corrupción que afectan al Partido Socialista. Le ha preguntado a Ábalos si en su formación no hay casos y finalmente ha hecho una pregunta que ha provocado los aplausos de la bancada popular: «¿Cuando salga la sentencia de los ERE, presentarán una moción?». Ha sido una ovación de medio minuto.

No ha dudado tampoco Rajoy en recordar a Ábalos que los electores le han dado su confianza «tres veces seguidas» y que la primera vez «recibió un país sumido en la ruina». Y que son las elecciones la forma en la que los demás «llegamos al Gobierno». Se trata de, ha continuado, «aprovechar cualquier resquicio para llegar al poder» y lo llaman «respuesta serena», ha dicho con sorna. El presidente del Gobierno ha utilizado también el argumento de la inestabilidad que está provocando esa moción: «Cayó la Bolsa, y la prima de riesgo se disparó. No fue por casualidad, fue hablar el señor Sánchez y saltaron todas las alarmas, y eso sin tomar ninguna medida. Eso es porque aún se recuerdan las políticas destructivas de su partido».

Con un error ha comenzado su intervención el secretario de Organización del PSOE. José Luis Ábalos, responsable de presentar la moción en la Cámara Baja, lo ha hecho asegurando que con la sentencia de la trama Gürtel es la primera que vez que se condena a un partido político por corrupción. Se trata, en realidad, de la tercera vez que una formación es condenada por ese mismo motivo y la afirmación ha hecho revolverse a los populares. Pese a todo, Ábalos ha reconducido su defensa asegurando que una vez conocida la sentencia del caso «ya no hay suposiciones sino certezas. El PP era Gürtel y Gürtel era el PP». Y ha ido más allá al asegurar que el partido ha sido condenado solo civilmente y no penalmente «por los tiempos».

Ábalos ha puesto sobre la mesa lo que señala la sentencia y es que parte de los dirigentes del partido «lideraban una organización» y que muchos de ellos «se enriquecían ilícitamente». Por eso, ha explicado, «hay elecciones que no deberían haber ganado porque las financiaron con dinero 'B' e irregularmente». Y ante todo eso, ha apuntado, el Ejecutivo ha utilizado siempre la misma postura: «Negar los hechos, eludir cualquier tipo de responsabilidad». «Usted, señor presidente, ha hundido hasta límites insospechados la dignidad de la sede que ocupa», le ha reprochado a Rajoy.

Todas las miradas están puestas en el PNV. Si el pasado viernes parecía impensable que Pedro Sánchez arrebatara la presidencia del Gobierno a Mariano Rajoy, tras anunciar que presentaría una moción de censura en su contra tras conocerse la sentencia de condena por la trama corrupta Gürtel, este jueves las tornas parecen haber cambiado. Todo apunta que el grueso de la oposición -a excepción de Ciudadanos, los socios electorales del PP, UPN y Foro Asturias, y Coalición Canaria- se ha alineado con el líder de los socialistas para apartar a Rajoy del Gobierno. El hecho de que ERC y PDeCAT se inclinaran ayer por apoyar la moción -han dicho que esperarán a la intervención de Sánchez el jueves para tomar posición pero se da por hecho- solo añadió más presión al PNV, que ya ha anunciado que despejará la duda este mismo jueves.

Noticias relacionadas