El fiscal concluye que Manos Limpias exigió dos millones para no juzgar a la Infanta

Luis Pineda./EFE
Luis Pineda. / EFE

Pide 118 años de prisión al presidente de Ausbanc Luis Pineda por liderar una red de extorsión, 25 a Bernad y 13 para la abogada López Negrete

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

La Fiscalía de la Audiencia Nacional concluyó ayer que el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, y el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, se concertaron para tratar de negociar la retirada de la acusación contra la Infanta Cristina en el ‘caso Nóos’. El sindicato de funcionarios era la única parte del procedimiento que llevaba al banquillo a la hermana del Rey, ya que Anticorrupción no la acusó. Y se pretendió que no fuera juzgada a cambio de un acuerdo económico que beneficiara a los dos procesados, presionando para ello al entorno de la defensa de la Infanta, ejercida por el despacho de Miquel Roca.

En concreto, el fiscal José Perals relata en sus conclusiones antes del juicio oral que Bernad exigió a Jaume Giró, director y responsable de Reputación de la Fundación La Caixa, donde trabajaba la Infanta Cristina, que la entidad ayudara con dos millones de euros a la empresa de seguridad LPM, cuyo propietario Lorenzo González era cercano al líder de Manos Limpias, debido a la «grave situación financiera» de la corporación.

Ante la falta de contestación del directivo de La Caixa, Pineda retomó la propuesta y después se puso en contacto con el despacho de Miquel Roca, que llevaba la defensa de la Infanta, alegando que habían tenido muchos gastos procesales que podrían haber llegado «hasta los tres», refiriéndose a tres millones de euros. Según el Ministerio Público, de toda esta estrategia era conocedora la abogada Virginia López Negrete, que «seguía las instrucciones que le daba Bernad y enviaba la información que obtenía del caso a Pineda» y a otra de las procesadas, Rosa Isabel Aparicio, jefa de gabinete de Ausbanc y responsable de los eventos de la empresa.

Esta estrategia también fue usada por Pineda y Bernad en otros casos como en la acusación de Manos Limpias en los ERE de Andalucía, en concreto la presunta extorsión a Unicaja para archivar el procedimiento contra su presidente, Braulio Medel, la presión ejercida al Banco Sabadell, a Volkswagen en el caso del trucaje de los motores diésel de sus vehículos, al Banco Santander o a La Caixa.

Lista de procesados

Así, por esta red de extorsión contra bancos, empresas u organizaciones de consumidores como Facua a cambio de no hacerles publicidad negativa y/o de retirar la acusación de Manos Limpias, su satélite desde 2012, en causas donde estaba personada serán juzgadas 11 personas.

La Fiscalía reclama al exlíder de Ausbanc Luis Pineda, 118 años y 5 meses de cárcel y una multa de 10,3 millones por delitos de organización criminal, extorsión, estafa y blanqueo de capitales. Para Bernad, 24 años y diez meses por las dos primeras infracciones y para la exabogada de su sindicato, Virginia López Negrete, 11 años y 11 meses por los mismos delitos. En la trama hay otras nueve personas implicadas con penas de entre 15 y 66 años.

Otras empresas o personas que también sufrieron la extorsión de Ausbanc, según el fiscal, fueron BBVA, Caja Madrid, Gerardo Díaz Ferrán, Crédit Services, Novagalicia Banco, Bankia, Gas Natural, Caja España, Banco Mare Nóstrum, Liberbank, Nissan, Barclays Bank, Caja Castilla La Mancha, CAM o Europistas.

 

Fotos

Vídeos