Un año para exhumar a Franco, la cronología de un proceso inacabado

Tumba de Francisco Franco en el Valle de los Caídos./Alberto Ferreras
Tumba de Francisco Franco en el Valle de los Caídos. / Alberto Ferreras

Los pasos dados por el Gobierno para sacar los restos del dictador de la Abadía Benedictina del Valle de los Caídos han tenido una respuesta judicial constante

ANDER AZPIROZ y MIGUEL ÁNGEL ALFONSOMadrid

La decisión del Tribunal Supremo de paralizar cautelarmente la exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos prolonga un proceso que arrancó hace un año y que ha atravesado por diferentes vicisitudes.

Desde que el Gobierno anunciarla a bombo y platillo su inteción de trasladar los restos del dictador, la exhumación ha contado con la oposición frontal de los nietos de Franco, quienes desde un primer momento han plantado batalla al Ejecutivo de Pedro Sánchez. Todo pese a que el Ejecutivo, a través de la Abogacía del Estado, midió al milímetro sus pasos para evitar un revés judicial, pero los descendientes de Franco no estaban dispuestos a dejarse torcer el brazo. A continuacíón, una cronología del proceso.

2018

-17 junio:El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, confirmó en su primera entrevista televisiva, dos semanas después de ser investido en el cargo, que estba dispuesto a exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos, aunque sin concretar fecha.

-27 junio: Pedro Sánchez sugiere una primera fecha para sacar los restos del dictador de la Abadía Benedictina, en el mes de julio, según comenta en una conversación informal con periodistas en el Congreso, a los que anuncia «os pillaré trabajando», mientras la portavoz del PSOE en el Congreso lo considera «inminente».

-17 julio: La familia Franco comunica a la Abadía del Valle de los Caídos que se opone a la exhumación planeada por el Gobierno socialista, también rechazada por la Fundación Francisco Franco.

Santiago Cantera Montenegro, Prior Administrador y Abad provisional de la Abadia del la Santa Cruz del Valle de los Caídos.
Santiago Cantera Montenegro, Prior Administrador y Abad provisional de la Abadia del la Santa Cruz del Valle de los Caídos. / ALBERTO FERRERAS

-24 agosto: El Gobierno aprueba el real decreto ley con el que dará cobertura jurídica al traslado de los restos de Franco mediante una modificación de la Ley de Memoria Histórica, con la idea de culminar el proceso a finales de 2018.

-25 agosto: El BOE publica el decreto ley que permitirá exhumar a Francisco Franco del Valle de los Caídos para convertirlo en un «lugar de conmemoración, homenaje y recuerdo» a las víctimas de la Guerra Civil.

-30 agosto: La familia Franco advierte al presidente del Gobierno que si sigue adelante con la exhumación de los restos del dictador, podría incurrir en un delito de prevaricación, usurpación de funciones y «profanación de sepultura».

-31 agosto: El Consejo de Ministros aprueba la incoación del expediente administrativo ley para la exhumación de los restos de Franco, por el que se da 15 días a la familia para presentar alegaciones y comunicar el destino para enterrar los restos.

Varias personas saludan con el brazo en alto frente a la basílica del Valle de los Caídos.
Varias personas saludan con el brazo en alto frente a la basílica del Valle de los Caídos. / EFE

-3 septiembre: Los siete nietos de Franco piden al Defensor del Pueblo que recurra ante el Tribunal Constitucional el decreto ley aprobado por el Gobierno para iniciar el proceso de exhumación del dictador.

-13 septiembre: El pleno del Congreso convalida el decreto ley para el traslado de los restos de Franco, aunque con la abstención de los diputados del PP y de Ciudadanos.

-29 septiembre: Los nietos de Franco anuncian que si se procediera a la exhumación quieren enterrar a su abuelo en la cripta familiar de la catedral de La Almudena (Madrid), según hacen constar en el registro de alegaciones al acuerdo del Gobierno del 31 de agosto.

-30 septiembre: El Vaticano explica, tras la entrevista mantenida la víspera entre la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y el secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolin, que no se opone a la exhumación ni se pronuncia sobre el lugar donde deben ser enterrados los restos de Franco.

Carmen Calvo, vicepresidenta del gobierno español, se reúne con Pietro Parolin en el Vaticano.
Carmen Calvo, vicepresidenta del gobierno español, se reúne con Pietro Parolin en el Vaticano. / EFE

-8 noviembre: El Gobierno anuncia que impedirá que Franco sea enterrado en la catedral de La Almudena y no permitirá que «un dictador siga ocupando un lugar público que se preste al enaltecimiento», según la ministra portavoz, Isabel Celaá.

-4 diciembre: El Tribunal Supremo inicia los trámites para resolver el recurso presentado por los nietos de Franco contra la decisión del Gobierno de continuar el procedimiento de exhumación.

-4 diciembre: Los nietos de Francisco Franco denuncian a los altos cargos que firmaron el proyecto de presupuesto de obra menor para extraer los restos del dictador de su tumba en el Valle de los Caídos.

-17 diciembre: El Tribunal Supremo rechaza paralizar cautelarmente la exhumación pero advierte de que los restos del dictador no se podrán trasladar hasta que no resuelva el recurso que muy probablemente presentará la familia.

-27 diciembre: Un informe encargado por el Gobierno a la Delegación del Gobierno en Madrid desaconseja enterrar a Franco en la cripta de la catedral de La Almudena por motivos de seguridad.

2019

-3 enero: El Gobierno asegura que seguirá adelante con la exhumación pese a la «posición obstruccionista» del prior de la comunidad benedictina del Valle de los caídos, Santiago Cantera, dispuesto a no facilitar el acceso al recinto.

La portavoz del Gobierno y ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celáa en una rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.
La portavoz del Gobierno y ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celáa en una rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. / EP

-5 enero: El Vaticano puntualiza que no tiene nada que señalar sobre el caso y que se trata de un asunto entre el Gobierno y la familia Franco.

-22 enero: Los familiares de Franco insisten en enterrar al dictador en la catedral de La Almudena y rechazan que hacerlo en ese templo vaya a suponer problemas de seguridad.

-26 enero: La familia Franco denuncia ilegalidades urbanísticas en el proyecto de exhumación de los restos del dictador del Valle de los Caídos.

-15 febrero: El Gobierno aprueba la orden definitiva para exhumar a Franco y da quince días a la familia para que proponga un lugar para la reinhumación de sus restos alternativo a la catedral de La Almudena.

-7 marzo: Los nietos de Franco anuncian que recurrirán ante el Tribunal Supremo la exhumación de su abuelo e insisten en que quieren enterrarlo en la catedral de La Almudena, además de pedir la suspensión cautelar de la retirada de los restos del Valle de los Caídos.

Pegatinas contra la exumación de Franco en una sede del PSOE en Segovis.
Pegatinas contra la exumación de Franco en una sede del PSOE en Segovis. / EFE

-12 marzo: Los monjes de la Abadía del Valle de los Caídos también recurren ante el Supremo el acuerdo aprobado por el Gobierno el 15 de marzo, al entender que carece de «autorización eclesiástica».

-15 marzo: El Gobierno fija fecha a la exhumación, el 10 de junio, y ante la negativa de la familia a proponer alternativa a La Almudena establece que los restos de Franco sean trasladados al cementerio de El Pardo; todo ello sin esperar a una decisión del Supremo sobre la suspensión cautelar de la medida.

-12 abril: La Fundación Francisco Franco y la familia del dictador piden al Tribunal Supremo que impida los planes del Gobierno para acometer la exhumación el 10 de junio.

Colectivos de la Memoria Histórica convocan una concentración frente al Congreso de los Diputados para exigir la exhumación de los restos de Franco.
Colectivos de la Memoria Histórica convocan una concentración frente al Congreso de los Diputados para exigir la exhumación de los restos de Franco. / EFE

-14 mayo: La Fundación Francisco Franco reclama de nuevo al Supremo la suspensión de los acuerdos del Gobierno para la exhumación por el cambio de titularidad del panteón del cementerio de El Pardo donde se pretende reinhumar los restos de Franco.

-30 mayo: Comienzan los trabajos de acondicionamiento de la cripta donde el Ejecutivo quiere enterrar a Francisco Franco tras su exhumación del Valle de los Caídos.

-4 junio: El Tribunal Supremo paraliza cautelarmente la exhumación de Franco prevista para el 10 de junio, a la espera de que se pronuncie sobre el fondo de la cuestión.

Aun superando los obstáculos que pueda poner la familia, el Gobierno aún debería obtener el permiso de la Iglesia. Muy especialmente el del abad benedictino del Valle de los Caídos, quien ha anunciado que no atenderá la solicitud para que los operarios procedan a la apertura de la tumba. Para obtener el permiso, la orden podría tener que llegar desde el mismo Papa Francisco.

Se agota el tiempo

El Gobierno de Pedro Sánchez, que ha gozado de una mínima capacidad de movimiento desde que desbancó al PP por medio de la moción de censura, se anotaría otro tanto ante el electorado de izquierda con la exhumación del dictador, algo que ni Felipe González ni José Luis Rodríguez Zapatero se atrevieron a llevar a cabo.

Luz y taquígrafos

Desde la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) se exige que la exhumación se lleve a cabo con «luz y taquígrafos». Es decir, que la operación no se lleve a cabo con nocturnidad, pese al riesgo de que puedan producirse altercados con notálgicos del régimen.

También se solicita que el Ejecutivo central «no agache la cabeza» ante los descendientes de Franco. «Ha sido un espectáculo ver durante estos meses que la familia de un dictador trataba de tú a tú al Gobierno de un Estado democrático», se señaló mediante un comunicado.

Más información