Bildu impide que el Parlamento pida el cese de la directora de EiTB

Maite Iturbe./Igor Aizpuru
Maite Iturbe. / Igor Aizpuru

Todos los grupos de la Cámara excepto el PNV se muestran críticos con la gestión de Maite Iturbe, pero solo Podemos y PP piden al Gobierno su cese

Octavio Igea
OCTAVIO IGEA

El Parlamento vasco ha rechazado una iniciativa de Elkarrekin Podemos que reclamaba al Gobierno el cese «inmediato» de la directora general de EiTB por su «nefasta gestión». Solo el PP ha apoyado la propuesta; EH Bildu, que ha criticado con dureza a Maite Iturbe durante el debate desarrollado, y cuyo apoyo hubiera obligado al Ejecutivo a plantearse el relevo, ha optado finalmente por abstenerse. Ha dado a la responsable del ente público «otra oportunidad».

Pese a que corresponde al Legislativo el control de la radiotelevisión pública, la ley de creación de EiTB otorga al Gobierno la potestad para nombrar o cesar a la directora general. Iturbe ya fue reprobada la pasada legislatura, pero el PNV la mantuvo en el cargo.

Aunque no ha prosperado la petición de relevo, el pleno ha dejado patente hoy la nula confianza que mantiene en la directora general de EiTB. Se le achacan, entre otros asuntos, los malos resultados de audiencia que arrastra el ente, una «dudosa» política de personal, la falta de neutralidad de los informativos y su «nula voluntad» de rendir cuentas cuando acude al Parlamento. «Su ciclo hace mucho que terminó, mantenerla en el cargo es una irresponsabilidad», ha lamentado desde Elkarrekin Podemos Eukene Arana. «Desde hace años su gestión es puramente política», ha añadido Nerea Llanos (PP).

Se da la paradoja de que hasta el PSE, socio de Gobierno del PNV, ha reconocido hoy que «no apoya» a Iturbe. Ha votado en contra de su cese después de que su parlamentaria Rafaela Romero haya reconocido que «no es posible» que los dos grupos que sustentan al Ejecutivo pacten un nombre alternativo. «A nosotros no nos gusta su gestión, pero al PNV sí», ha dicho Romero. «Hacemos autocrítica», ha concedido la jeltzale Ana Oregi tras emplazar a los grupos a trabajar en la ponencia abierta para reformar el modelo de EiTB. La idea del Gobierno es que iturbe se mantenga en su cargo hasta que se renueven «los cimientos» del ente público.

La última palabra sobre el cese la ha tenido EH Bildu, cuyos votos decantaban la balanza. Su parlamentario Unai Urruzuno ha lamentado la «preocupante» situación que vive EiTB y la «falta de voluntad» de la dirección del ente. «Crear otro modelo será baldío si no hay actitud», ha añadido antes de anunciar la abstención de su grupo.