La Rioja, al aire libre

Un globo sobrevuela a escasa altura un viñedo./
Un globo sobrevuela a escasa altura un viñedo.

En globo, segway o tren turístico, la comarca vitivinícola ofrece alternativas de ocio

La primavera se acerca a marchas forzadas y es momento para apuntar actividades en la agenda, citas con la naturaleza, las tradiciones, el paisaje y, ¿por qué no?, con la gastronomía. La Rioja se abre ante nosotros con una panoplia de propuestas que nos llevarán por viejos senderos o hasta el mismísimo cielo, como en los vuelos en globo que organiza, entre otras empresas, Bodegas Muga. De modo que, ahí vamos, porque el día despunta luminoso, el viento sopla ligero con generosas ráfagas frescas. Nuestro cicerone se siente feliz. «Se dan las condiciones ideales para un vuelo en globo. Salimos siempre a primera hora de la mañana porque así evitamos las corrientes térmicas generadas por el calor del sol durante las horas centrales del día. Es más seguro y agradable», explica a los doce entusiastas viajeros antes de que subamos a los vehículos que nos trasladan a la zona de despegue.

Globo

Teléfono
941306060.
Precio
170 euros.
Web
www.bodegasmuga.com.

En un descampado a los pies de los montes Obarenes comenzamos a extender las lonas de los dos globos. Enganchados ya a las cestas, un potente ventilador insufla aire por la boca y consigue 'engordar' en menos de quince minutos la envoltura; los capitanes de la nave añaden aire caliente con el quemador de gas hasta que logran erigirlos. Nos acomodamos seis pasajeros y el piloto en la barquilla y esperamos a que el globo gemelo tome altura para darle distancia e iniciar nuestro despegue. Subimos con suavidad, apenas se nota el movimiento y, a cobijo del aire caliente del quemador, la temperatura es agradable. Un ligero velo de bruma cubre la sierra. El Ebro y el Tirón bañan Haro y le dan un paisaje de sotos y choperas. La abundancia de agua crea un escenario de tierras de regadío, donde se alternan grandes hileras de viñedos con mantos, ahora verdes, de cereal.

Una cordillera de montañas se alza majestuosa en el horizonte, y en sus cumbres se pueden apreciar todavía los restos de las últimas nevadas del invierno, que parecen espuma blanca. Al fondo, surcando el cielo, un mar de nubes blancas, tapa a intervalos cortos los cálidos y dorados rayos del sol. Abajo, los viñedos, los campos de cereal… No hay velocidad, flotamos en un colchón de algodón a 1.200 metros de altura. Una brisa de aire fresco completa este paraíso, que regala calma, paz, tranquilidad y sosiego.

En Segway

Sajazarra es tan impresionante como desconocido, un rincón ideal que descubrir a solo 12 kilómetros de Haro. La Rioja Alta acoge sus confines y los ríos Aguanal y Ea humedecen suelos dispuestos a abrigar la vid. Descubrirla es un reto, sobre todo si lo haces subido sobre un segway todoterreno. Casco en la testa. Velocidad marcada por el movimiento de tu cuerpo. Guía acompañante. Y kilómetros que rodar desde la localidad hasta los campos que la adornan. La primera impresión del turista surge cuando accedes al pueblo, incluido en el listado de 'Los más bonitos de España'. Casas de piedra. Tonos marrones, suelos de aquellos que hacen mirar hacia atrás, hacia un mundo tranquilo regado por el vino, salen a nuestro encuentro.

Usuarios de segway ante las murallas de Sajazarra.
Usuarios de segway ante las murallas de Sajazarra.

Desde ese punto el grupo se interna en las callejuelas de este espacio que fortificaron entre los siglos XII y XIII, de cuya muralla aún conserva detalles. Pasa montado sobre su corcel metálico por la Plaza Mayor donde luce con brillo propio la Casa de los Ruiz de Loizaga, caserón barroco (XVIII) en el que destacan un reloj de sol y el escudo familiar. También por el ayuntamiento y por el cabildo. Seguimos bajo la puerta de El Arco, una de las dos abiertas en la murallas para el paso de carros. Es hora de salir al campo en busca de los viñedos que dominan el paisaje. Hacia la ermita de Santa María de Cillas, a kilómetro y medio.

Segway

Web
www.segwaylarioja.es.
Teléfono
646102360.
Precio
70 euros.

Piedras y caminos convierten la marcha en una aventura hasta el edificio románico del siglo XIII de donde proviene la Virgen de Cillas, patrona de la villa. Allí las vistas son impresionantes. Dominan las tierras en las que tuvo lugar la Batalla de Cellorigo (882) en la que los cristianos vencieron a los musulmanes cuando estos pretendían tomar su castillo. También domina el valle hasta el río Oja, que da nombre a la comunidad. Peñalrayo. Peña Águila. San Millán, el pico más alto de Burgos. San Lorenzo, el más alto de La Rioja. El Moncayo en días sin niebla. Y las Peñas Gembres, dos rocas casi gemelas que merece la pena superar más tarde a pie en una excursión desde Sajazarra para culminar la cima más alta, donde las vistas son inigualables.

Queda sortear sendas intrincadas entre hectáreas de viñedos. Escuchar anécdotas sobre la uva, sobre viticultores que debían transportar su producto en carros hasta el País Vasco durante tres días, antes de regresar a Sajazarra.

En tren turístico

El Racimo Tren de Laguardia te acerca a descubrir los secretos del vino, los paisajes y villas medievales de Rioja Alavesa, a través de las pistas abiertas entre los viñedos, cerca de monumentos megalíticos que rememoran un pasado oscuro. El ferrocarril turístico parte del Portal de Páganos, un mirador en el que te deleitarás con el paisaje característico de una comarca vinícola de prestigio mundial. Viajaremos por caminos que te acercarán a bodegas familiares y de arquitectura, a restos arqueológicos, a lagunas donde podrás avistar infinidad de aves….

El tren espera a sus viajeros ante las murallas de Laguardia.
El tren espera a sus viajeros ante las murallas de Laguardia.

La empresa promotora ofrece además viajes personalizados: traslados a hoteles, organización de catas, almuerzos, comidas, meriendas o cenas. Los billetes se venden el mismo tren que cuentan con capacidad máxima para 40 personas.

Tren turístico

Teléfonos
615459616/629830148.