Duelo por el trono en Atapuerca

El colorido, el movimiento de actores y el empleo de caballos resaltan los atractivos de la recreación histórica. /SANTI OTERO
El colorido, el movimiento de actores y el empleo de caballos resaltan los atractivos de la recreación histórica. / SANTI OTERO

Decenas de actores aficionados representan la guerra de los dos hijos de Sancho III por el trono de su padre

ELENA SIERRA

He aquí un hecho que sucedió hace mucho, mucho –muchísimo– tiempo, pero que los habitantes de Atapuerca no han olvidado y, es más, conmemoran con una representación popular cada penúltimo fin de semana de agosto desde hace, también, muchos años (a punto está de cumplirse el cuarto de siglo de la primera vez). Y no, no es nada que tenga que ver con el yacimiento del mismo nombre, ni con las idas y venidas por esta tierra de todos esos ancestros de nombres como antecessor, preneandertal, neandertal y sapiens, cuyos pies anduvieron por aquí hace hasta un millón trescientos mil años.

Batalla de Atapuerca (Burgos)

Cuándo
24 y 25 de agosto.
Cómo llegar
Atapuerca se encuentra a 16 kilómetros de Burgos.
Web
batalladeatapuerca.com.

Los de los protagonistas principales de la Batalla de Atapuerca tienen unos nombres digamos que más propios: Fernando I, rey de León y conde de Castilla, y García Sánchez III, rey de Pamplona. Ambos eran hijos de Sancho III el Mayor y el reparto que el padre hizo de los títulos y las propiedades no fue del gusto de los dos señores... que pasado el tiempo terminaron enfrentándose, el primero de septiembre del lejanísimo año de 1054, en la llanura frente a la sierra de Atapuerca. El de Pamplona –que ya antes había intentado acabar con la vida de su hermano– fue herido de muerte y esto supuso que el leonés se anexionara toda la comarca, que hasta entonces había sido parte del territorio sobre el que el hermano fallecido reinaba.

A conciencia

A la Batalla de Atapuerca acuden cada año varios miles de visitantes ansiosos por ver, al aire libre y de forma gratuita, en ese espacio abierto alrededor de la iglesia de San Martín, un espectáculo que se viste y se ambienta para que los espectadores puedan vivirlo como si el tiempo no hubiera pasado. En la puesta en escena no se permite llevar, relojes, colgantes o cadenas, nada que no fuera lo habitual entonces, y lo habitual era la sobriedad; a cambio, el realismo lo dan los escudos, espadas, carros y tiendas reales que los propios vecinos, comandados por la Asociación Cultural Amigos de Atapuerca, se encargan de elaborar, cuidar y poner al día para cada edición.

Dos caballeros dialogan durante la representación.
Dos caballeros dialogan durante la representación. / SANTI OTERO

Y así es como cada año un par de cientos de los habitantes, los vecinos, esos que toda la vida han estado contándose la gesta –y también cualquiera que se inscriba con tiempo sea de donde sea– se convierten por un día en guerreros del siglo XI. Aprovechando el evento, se organiza un mercado medieval a lo largo de toda la jornada del domingo en el centro del pueblo que ayuda a meterse en la época. Tampoco falta alguna exhibición de artes de la época y animación de calle. Y por la tarde, la batalla misma. Hay también un acto previo, el sábado por la noche, cuando se recibe al Rey Fernando I con un desfile de antorchas.

Todo lo que rodea a este empeño vecinal por mantener viva la Historia ha tenido en los últimos tiempos su recompensa en forma de reconocimientos como ser declarada Fiesta de Interés Turístico Regional. Los 5.000 visitantes del año pasado son el testimonio de que la Batalla de Atapuerca, transcurrido casi un milenio, conserva su tirón.

Memoria del ser humano

El viaje en el tiempo puede ir aun más atrás si se aprovecha el fin de semana de la batalla para visitar uno de los tres yacimientos de Europa Occidental con más de un millón de años de historia en el que pueden encontrarse restos de presencia de homínidos. Siguiendo la Trinchera del Ferrocarril se llega a la Sima del Elefante, Galería y la Gran Dolina. Y como apoyo, conviene entrar en el espacio del Centro de Arqueología Experimental, que ayuda a entender cómo eran los procesos de elaboración y uso de las herramientas, cabañas, tejidos, cerámica u obras de arte del pasado. Las reservas se tramitan en el 947421000. En el Centro de Acceso a los Yacimientos, la exposición permanente 'La Sierra de Atapuerca, patrimonio natural y cultural' explica la importancia del lugar, al tiempo que se ven réplicas de algunos de los fósiles encontrados en estos 40 años de trabajo. Lo mejor es consultar los horarios de las visitas, que pueden ser combinadas con el Museo de la Evolución, en la página web de la Fundación Atapuerca. www.atapuerca.org