Béjar sigue soñando su gran temporada

Béjar-La Covatilla, durante uno de sus primeros días de la temporada/Béjar-La Covatilla
Béjar-La Covatilla, durante uno de sus primeros días de la temporada / Béjar-La Covatilla

En Salamanca se mantienen las zonas de debutantes disponibles desde su apertura hace ya una semana, a la espera de nuevas precipitaciones

JUANJO GONZALOMADRID

Las precipitaciones caídas durante las últimas semanas han permitido a las estaciones de esquí disfrutar de unas buenas cantidades de nieve en sus trazados. Una excelente noticia para los usuarios, que han visto como el comienzo de esta temporada se alargaba de forma agónica en algunas zonas del país, siendo la zona centro una te las áreas más complicadas. Como suele ser habitual en estos últimos años, y a pesar de que algunos dominios se mantengan abiertos semanas antes, en Béjar-La Covatilla el comienzo se alarga.

La aparición del sol o las fuertes rachas de viento han impedido que en estos últimos tiempos se alargue una campaña, excepto la pasada, cuando el inicio de temporada en toda España fue muy prematuro. Entonces, el frío extremo apareció desde el mes de noviembre, manteniéndose en el tiempo. Algo que ha costado mucho que llegara este año. En Salamanca, por ejemplo, se sufrió un diciembre muy adverso, y hasta enero no se ha logrado comenzar a acumular centímetros de oro blanco.

La zona de Debutantes, durante el fin de semana de su apertura
La zona de Debutantes, durante el fin de semana de su apertura / Béjar-La Covatilla

Pistas Debutantes

Así se llego al primer fin de semana de febrero, cuándo en Béjar la apertura alegró a muchas familias y todo el público infantil, uno de los más recurrentes en esta estación -en buena medida por razones escolares-. Aunque se espera que las nevadas sigan cayendo y cubriendo buena parte del centro, ya hace casi una semana que se disfruta de una pequeña parte. Fueron sus zona de debutantes las primeras en abrir -las pistas disponibles son Debutantes I, II y III-, estado que por el momento se mantiene. En ellas son 30 los centímetros de nieve-polvo acumulados.

En la estación salmantina, a la espera de más precipitaciones, los cañones trabajan a máxima intensidad. El objetivo es lograr tener disponible el máximo dominio lo más pronto posible. Eso será siempre que la meteorología lo respete. El sueño de Béjar-La Covatilla continúa.