el acuerdo posible

Manuel Alcántara
MANUEL ALCÁNTARA

Después de numerosos dimes y diretes parece ser que por fin existe un acuerdo que desaloja al PSOE del palacio de San Telmo, tras casi cuatro décadas. Susana Díaz dice que renunciará a presentarse a la investidura y liderará la oposición. Más sorprenden las declaraciones de Rivera, que dice que las medidas que el PP ha firmado con Vox no son vinculantes para el futuro Gobierno de Andalucía. «Me lo explique, oiga». Ortega Smith, por su parte, alaba la «nobleza» de García Egea y critica que Ciudadanos «no haya estado a la altura». En todo esto, que dicen que se ha arreglado, lo que resulta bastante paradójico es que en la mesa en la que tres se pusieron de acuerdo sólo se sentaron dos.

Por el resto del país siguen surgiendo noticias y declaraciones que tampoco aclaran mucho la cuestión. Los barones del PP expresan su malestar por las exigencias de Vox, y en Madrid el PSOE se hunde en el pesimismo por falta de candidato. Y un poco más de lo mismo, el Supremo dice que el jefe antiterrorista nombrado por Marlaska tiene un «título» falso de la Universidad Rey Juan Carlos.

La pillería de nuestro país sigue dando ejemplos reales que superan la ficción. Según el fiscal, está más que probado que un concejal del gaditano pueblo de Arcos de la Frontera ha robado entre 16 y 30 toneladas de leña de propiedad municipal, cargando el gasto del transporte hasta su casa a las arcas municipales. Ya sólo nos resta ver que algún edil acabe robando las astas de las banderas del ayuntamiento para hacerse un chambao en la parcela.

Hoy más que nunca por motivos obvios recuerdo la frase de Cicerón en la que afirmaba que todos estamos convencidos de que hemos de morir, a la par de estar seguros de aguantar un año más. Algo que no es mi caso.