Miranda se posiciona como puerto seco de Barcelona medio año después de abrir la TCM

La operaciones en la plataforma comenzaron a mediados de octubre del pasado ejercicio. /A. G.
La operaciones en la plataforma comenzaron a mediados de octubre del pasado ejercicio. / A. G.

El operador logístico Synergy aumenta a tres la frecuencia de trenes semanales y abrirá en la ciudad una delegación propia

CRISTINA ORTIZ

Medio año después de que la Terminal de Contenedores Miranda (TCM) empezara a mover trenes desde los antiguos terrenos de Rottneros, la ciudad gana peso como puerto seco de Barcelona. Actividad impulsada, principalmente por la empresa Synergy, operador logístico del grupo Hutchison Ports, que ha decidido añadir una tercera frecuencia semanal por sentido entre la plataforma mirandesa y la capital catalana, además de abrir una delegación propia en la ciudad.

Una decisión que, desde Miranda Empresas se valora «muy positivamente», sobre todo, teniendo en cuenta «la rapidez con la que se están produciendo los avances», y por lo que implica de consolidación de tráfico a través de una terminal que acaba de empezar a operar. De no ser así, tiene claro que la empresa no se lanzaría a crear su propia delegación en Miranda, concretamente en el edificio de oficinas de la antigua papelera; donde también está JSV. «El tercer tren no se implanta por un flujo puntual, se hace porque está consolidando», incidió Roberto Martínez de Salinas, responsable de oficina municipal de promoción industrial.

Y lo ha hecho, tal y como reconocen desde Synergy, en «un tiempo récord». Fue en octubre, con el inicio de actividades de TCM cuando el operador logístico decidió ampliar su oferta multimodal con un tren de contenedores que uniera Miranda con Barcelona. Desde entonces, se han ido desarrollando varios servicios entre los dos enclaves y a día de hoy, se puede considerar que ya se ha afianzado este servicio, lo que ha llevado a sumar esa tercera frecuencia y a implantarse físicamente en la terminal.

Y es que la empresa valora el hecho de poder abarcar desde Miranda los territorios de Burgos, La Rioja, Vizcaya, Vitoria y Santander, «importantes zonas industrializadas con grandes empresas importadoras y exportadoras que se han unido a la apuesta de Synergy para dar entrada o salida a sus mercancías por el Puerto de Barcelona hacia el Far East y el Middle East».

El motivo principal de este respaldo que Synergy está recibiendo es la disminución del tiempo de tránsito que están garantizando a sus clientes. La reducción, destacaron, oscila «entre 7 y 20 días dependiendo del destino (16% a 45% más rápido) para las empresas exportadoras y de hasta 14 días (un 35% más rápido) importadoras, aportando valor añadido a toda la cadena de suministro».

Las composiciones de tren están acondicionadas para el transporte de contenedores y admiten todo tipo de mercancía, desde el sector siderúrgico hasta el de la alimentación.

Desde las instalaciones de Miranda, la empresa ofrece además de los servicios puramente ferroviarios, servicios de almacenaje, de vaciado y llenado de contenedores y de acarreo.

Un servicio integral que se ha asentado en Miranda de manera muy rápida, en mucho menos tiempo en el que con anterioridad lo han hecho en otros lugares desde los que también operan. Ése sería el caso de la Terminal Intermodal de Noain (TIN), en Pamplona, a donde llegaron hace seis años y emplazamiento desde el que gestionan 6 frecuencias semanales con Barcelona. Así que «tener tres a la semana en Miranda, que lleva medio año funcionando, es un récord», recalcó Martínez de Salinas; que confía en que en la ciudad siga creciendo el número de trenes que parten desde Miranda.

Y también en que la apuesta de Synergy pueda «generar un efecto llamada y un arrastre. Es algo que nos coloca en el mapa. Las empresas que transportan cargas y necesitan de quienes se las lleven se fijan en que una entidad como Synergy apuesta por Miranda hace que también se fijen», zanjó.