Trump considera que poder imprimir armas 3D en casa «no tiene mucho sentido»

El presidente Trump en el Despacho Oval de la Casa Blanca./Reuters
El presidente Trump en el Despacho Oval de la Casa Blanca. / Reuters

A un día de que esta actividad se convierta en legal en EE UU después de estar prohíbida desde hace cinco años, el presidente se plantea dar marcha atrás en el acuerdo alcanzado

EFEWhashington

El presidente estadounidense, Donald Trump, consideró hoy que «no tiene mucho sentido» que esté a punto de entrar en vigor en EE.UU. la autorización para imprimir armas 3D en casa, después de que su Administración alcanzara un acuerdo judicial con un grupo que promueve esta actividad.

«Estoy viendo (el tema de) las armas de plástico 3D que se venden al público. Ya he hablado con la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), ¡no parece tener mucho sentido!», expresó Trump en su cuenta de Twitter, sin dar más detalles, a un día de que esta actividad se convierta en legal en EE UU.

La organización Defense Distributed, con sede en Texas, anunció sus planes de volver a publicar en su web el 1 de agosto manuales de instrucciones para pistolas y rifles impresos en 3D después de alcanzar un acuerdo con el gobierno federal en junio.

Esa fue la conclusión de una batalla legal de cinco años en la que el Gobierno del presidente Barack Obama (2009-2017) argumentó que los manuales para hacer esas impresiones en tres dimensiones violaban las leyes de exportación de armas de fuego ante dos jueces federales y de que el Tribunal Supremo se negase a oír el caso.

Sin embargo, en una decisión abrupta, el Gobierno de Trump llegó a un acuerdo en junio con Defense Distributed para permitir a ese grupo texano volver a distribuir las instrucciones de impresión de armas 3D a través de internet a partir de mañana, 1 de agosto.

Pistola 'Liberator', cuyos planos estarán disponibles en internet a partir del 1 de agosto.
Pistola 'Liberator', cuyos planos estarán disponibles en internet a partir del 1 de agosto. / Reuters

Además, estableció que estos tutoriales de impresión están aprobados «para su publicación de cualquier forma» y que el Gobierno estadounidense pagará 40.000 dólares para cubrir los honorarios legales de Cody Wilson, el fundador del grupo en el centro de la polémica.

Más información:

 

Fotos

Vídeos