Reino Unido firma la extradición de Julian Assange a EE UU

Julian Assange estaba desde 2012 en la embajada de Ecuador en Londres. /EFE
Julian Assange estaba desde 2012 en la embajada de Ecuador en Londres. / EFE

En el país norteamericano se enfrenta a delitos por espionaje y publicación de documentos de alto secreto

EL CORREO

Julian Assange podría ser extraditado a EE UU en las próximas horas. Reino Unido ha firmado la orden después de la petición formal de Washington. Assange, de 47 años, se enfrenta en una corte federal del estado de Virginia a varios delitos de espionaje y de publicación de documentos secretos, en relación con la filtración masiva que organizó en 2010.

La petición de extradición se presentó la semana pasada, poco antes de que expirase el plazo legal para ello, que es de 60 días. Según ha declarado el secretario de Interiro británico en un programa de televisión, «la solicitud se presentará ante los tribunales mañana, pero ayer firmé la orden de extradición y la certifiqué».

El 11 de abril Assange fue detenido por la Policía británica tras ser sacado por la fuerza de la embajada de Ecuador en Londres. El país americano le había revocado el asilo que le había concedido en 2012. Entonces, el periodista quería refugiarse allí para no ser enviado a Suecia, que pedía su entrega para interrogarle por presuntos delitos sexuales que él siempre negó y de los que nunca fue acusado.

Assange creía que si le enviaban al país nórdico, acabaría siendo extraditado a EE UU, donde se enfrenta a cargos por la difusión en 2010 de documentos secretos sobre las guerras de Irak y Afganistán, entre otros asuntos. La petición de Estados Unidos se fundamenta en la acusación que presentaron en su contra en mayo fiscales federales en la corte del distrito este de Virginia, con sede en Alexandria.

La acusación argumenta que Assange ayudó a la exsoldado Chelsea Manning a descifrar las claves de acceso de los equipos informáticos del Gobierno de Estados Unidos para entrar dentro esos sistemas y extraer información secreta sin dejar huella. En la actualidad, Assange, de origen australiano, se encuentra cumpliendo una pena de 50 semanas de prisión por haber violado en 2012 las condiciones de libertad provisional que le habían fijado las autoridades suecas en relación con delitos de agresión sexual.