Gente al sol

Cala Instagram

María Patiño emerge del mar./Instagram
María Patiño emerge del mar. / Instagram

Las redes sociales arden con las poses playeras de los famosos. A María Patiño le llueven las críticas y a Boris Izaguirre lo colman de halagos

Arantza Furundarena
ARANTZA FURUNDARENA

Vicky Martín Berrocal revoluciona Instagram. Paula Echevarría revoluciona Instagram. Arde Instagram con el posado playero de María Patiño. Boris Izaguirre incendia Instagram con su peculiar manera de zambullirse en el mar.... Está claro que Instagram tiende tanto a la revolución como una asamblea de la CUP y es aún más inflamable que un monte canario en agosto. No hace falta una cerilla. Basta con que una famosa suba una imagen en bañador para que las redes se calcinen. La chispa la ponen los seguidores. ¿Pero no estaba la gente en la playa? Pues parece que no. Que está todo el mundo en el sofá de su casa escudriñando los cuerpos de las 'celebrities' en la cala virtual de Instagram. «Con tanta operación no hay quién te reconozca», le suelta un seguidor a Patiño. Aquí opina hasta Tamara Falcó. Aunque ella para bien: «¿Se puede ser más cañona?», reflexiona (es un decir) ante el escotazo que exhibe Vicky Martín Berrocal en traje de baño.

La palma se la lleva, como casi siempre, Paula Echevarría. Cansada de que le encalomen primero una boda y luego un embarazo, la actriz ha querido vacilar a sus casi tres millones de seguidores publicando la foto de un 'predictor'. Y han saltado las alarmas... Pero solo las de aquellos que no han pillado la broma, porque en la pantallita del 'predictor' de Paula, lejos de aparecer las dos consabidas rayitas, lo que se puede leer es un irónico: «Tranquila, son las croquetas». Así que quien crea haber adivinado cierta prominencia en la barriga de la asturiana que sepa que no es fruto de una gestación sino de una digestión. Más que de croquetas, de cachopo. Porque Paula está estos días en su tierra con su inseparable Miguel Torres.

El de Vicky Martín Berrocal es un incendio de otra naturaleza. La sevillana ha publicado un selfi en el que aparece retratada parcialmente, con gafas de sol, la boca entreabierta y un traje de baño negro del que prácticamente solo se ve el profundísimo escote. «Oficialmente de vacaciones. Perdona???», ha escrito irónicamente junto a la foto. Vicky, que entre los retoques y las dietas consigue darse un aire a Eugenia Silva, ha recibido unos 30.000 'me gusta', un comentario elogioso de Tamara Falcó y otro de Marta Torné: «Eres muy escándalo, amiga». Y otro más de Marta Sánchez, desvelando que están las dos en Lanzarote. «Y juntas!!! Pa la playa que nos vamos!!!», informa la cantante. Claro que otros menos amistosos a Berrocal la llaman diva.

Boris Izaguirre salta al mar, la broma de Paula Echevarría y Vicky Martín Berrocal luciendo escote. / Instagram

Pero es lo que tiene Instagram. Todo el que asoma la cara se arriesga a recibir un tartazo... Viene a ser el caso de María Patiño, quien tras muchos retoques estéticos no se parece a Eugenia Silva, pero tampoco a sí misma. Empeñados en darle a probar de su propia medicina, los más destructivos la critican por estar «demasiado delgada» y «demasiado retocada». «Te han puesto unos pómulos tan altos que no tienes ni expresión», opina una seguidora. Y lo peor de todo es que añade: «Te lo digo con cariño».

El único que parece poner a todos de acuerdo, y para bien, es Boris Izaguirre y su espectacular zambullida en aguas de Ibiza. La pose es todavía más sobreactuada que la entrevista que le hizo a Isabel Preysler en 'Lazos de sangre' (que ya es decir), pero eso a sus 'followers' les encanta. «Bárbaro». «Te amo». «Qué maravilla» y «Me lanzo contigo» son algunas de las muestras de admiración que ha cosechado el venezolano. Boris más que incendiar Instagram, lo derrite.