PNV y PSE consolidan su dominio y el reparto de actas no varía

PNV y PSE consolidan su dominio y el reparto de actas no varía

Ambos partidos, junto a PP, mejoran sus datos respecto al anterior sondeo a costa de Elkarrekin Podemos y EH Bildu, que pierden apoyos pero no sus escaños

Koldo Domínguez
KOLDO DOMÍNGUEZ

Como si nada hubiera pasado en las tres últimas semanas, las perspectivas de cara al 28-A no han variado sustancialmente en Bizkaia, donde el reparto de los ocho escaños en juego se mantiene invariable respecto a la anterior encuesta. La radiografía electoral del territorio que GAD3 ha tomado para este periódico a mitad de campaña es similar a la que sacó a mediados de marzo, con una victoria incontestable del PNV, que incluso mejora sus resultados.

Si hace un mes conseguía el 31% de los votos, en esta última oleada gana dos puntos, lo que implicaría que uno de cada tres electores vizcaínos elegiría la papeleta del PNV. De esta manera, los jeltzales verían reforzada su posición predominante y apuntalarían los tres escaños por el territorio, que ya venían obteniendo desde 2008 y que perdieron en las elecciones de junio de 2016. En el congreso repetirían Aitor Esteban e Idoia Sagastizabal y se incorporaría al grupo parlamentario Josune Gorospe, en estos momentos parlamentaria en Vitoria.

El cambio más relevante en cuestión de porcentaje de voto hace referencia al PSE, que en un mes sube seis puntos (del 21 al 27%) y consolida su segunda posición en Bizkaia. Si la noche electoral se confirmaran estos dados, los socialistas doblarían el número de sufragios que lograron en las últimas generales, donde su crisis interna y el auge de Podemos les dejaron en un histórico -por negativo- 13% del electorado vizcaíno. A una semana de la votación, el PSE mantendría los dos escaños que GAD3 le otorgaba en marzo y María Guijarro acompañaría a Patxi López en el Congreso (ahora era el único representante de los socialistas por la provincia).

Elkarrekin Podemos y EH Bildu son las dos formaciones que, respecto a la primera oleada, pierden apoyos, que no así escaños. Ambas mantienen el representante en la Carrera de San Jerónimo que les otorgaba la anterior encuesta -Roberto Uriarte y Oskar Matute, respectivamente-. Pero no están rentabilizando la campaña electoral, sobre todo el partido morado, que en un mes se deja cinco puntos, hasta caer al 11%. En igual porcentaje se mueve EH Bildu, que cae uno respecto a marzo, y entre las dos coaliciones se disputarían el tercer puesto en el territorio.

Frenar la sangría

La última fuerza en lograr representación sería el PP de la mano de la debutante Bea Fanjul. Si arrancó la campaña con el 9% de los sufragios, a una semana de la noche electoral tendría el 10%. Es decir, habría logrado parar la sangría de votos que arrastraba en los últimos meses, sobre todo por el flanco 'derecho'. La encuesta de GAD3 apunta que tanto Ciudadanos como Vox estarían perdiendo apoyos y se quedarían en el 3% y 2%, respectivamente.

Ese triple empate técnico al 11% de los sufragios abriría las opciones sobre quién ocupará la tercera posición final en el recuento del próximo domingo. No obstante, las tres formaciones implicadas en esa disputa tendrían garantizado su representante en Madrid, escenario que contrasta con el que planteaba el CIS hecho público la pasada semana. Esa encuesta dejaba fuera al PP al prever un descalabro de los populares, que eran doblados en votos por Elkarrekin Podemos o EH Bildu y, por lo tanto, alguno de ellos lograba un segundo diputado.