Confebask alerta del descenso en el ritmo de creación de empresas, especialmente en industria

Obras en la zona de Garellano, donde están en construcción varias torres para viviendas y la nueva estación de autobuses de Termibus. /Luis Ángel Gómez
Obras en la zona de Garellano, donde están en construcción varias torres para viviendas y la nueva estación de autobuses de Termibus. / Luis Ángel Gómez

El sector de la Construcción se desmarca como el más pujante en creación de empresas y empleo, tanto en el estudio de la patronal vasca como en el Indice de la Coyuntura que elabora el Eustat

Carmen Larrakoetxea
CARMEN LARRAKOETXEA

Para la patronal vasca Confebask los números son preocupantes, más que por las cifras de creación empresarial de mayo de 2019 en si mismas -en que se contabilizan 311 empresas más que en abril, pero 12 menos que hace un año- por la tendencia a la baja que se está consolidando, especialmente en el sector de la industria que se le considera el motor de la economía vasca y el que genera empleo de mayor calidad.

Esta menor creación de empresas industriales coincide con una mayor afectación de los concursos de acreedores en el segmento industrial. De las 86 empresas vascas que entraron en concurso en el primer trimestre de este año, 17 pertenecen al sector industrial, aunque también son destacables los 61 concursos de empresas del sector servicios. Igualmente presenta un débil comportamiento las altas de autónomos, que solo crecen en 41 personas, dentro de una tendencia descendente en lo que vamos de 2019.

El sector que parece estar arrancando es el de la Construcción, que según el Índice de Coyuntura de la Construcción (ICC) que elabora el Instituto Vasco de Estadística (Eustat), en el primer trimestre de 2019 logra crecer un 6,6%, gracias fundamentalmente a la reactivación de la edificación que registra un alza interanual del 7,3%, mientras que la Obra Civil (lo que se llaman obras públicas) crece un tímido 0,7%. El crecimiento de la actividad ha llegado también al empleo, que crece un 1,4% en comparativa interanual.

Esta favorable evolución de la construcción también la destaca Confebask, que contabiliza en mayo 132 nuevas empresas del sector constructor, lo que supone en porcentaje una mejora del 2,7%, frente a la ya mencionada caída de la creación de empresas industriales que se contabilizan en 60 compañías (-0,9%) y las 91 menos del sector servicios (-0,2%).

Ante estos datos, la patronal vasca se muestra preocupada porque tanto el número de empresas como el de autónomos presentan «esta atonía que sigue prolongándose en el tiempo». De ahí que señale que «si queremos mejorar estos datos, es necesario realizar un importante esfuerzo en el cuidado y el fomento de las vocaciones empresariales, así como en apoyar la consolidación del tejido empresarial existente que es, en definitiva, quien general empleo y riqueza para el conjunto de la sociedad vasca»

La situación vasca no es extrapolable a otras zonas, ya que en el estudio de Confebask se ve cómo el ritmo de creación de empresas en el resto de España presenta mayor dinamismo, circunstancia que se produce ininterrumpidamente desde finales de 2014.