Segunda final para Bengoetxea e Imaz

Bengoetxea VI vuela tras ejecutar un saque, jugada con la que consiguió tres tantos, ante la atenta mirada del resto de pelotaris./blanca saenz del castillo
Bengoetxea VI vuela tras ejecutar un saque, jugada con la que consiguió tres tantos, ante la atenta mirada del resto de pelotaris. / blanca saenz del castillo

Vencen a Urrutikoetxea y Albisu en un duelo en el que su solidez y acierto dejó sin argumentos en el Ogueta a los teóricos favoritos

JUAN PABLO MARTÍN

Muy pocos pensaban que pudieran repetir lo del torneo de San Fermín, pero Bengoetxea VI e Imaz también jugarán la final de la Feria de La Blanca tras su triunfo en la primera jornada del torneo frente a Urrutikoetxea y Albisu. Los que vistieron de colorado firmaron un duelo muy serio en el que supieron aprovechar a la perfección sus armas para amargar el choque a sus rivales. No tenían nada que perder, y sin presión el delantero de Leitza es muy peligroso. Su compañero rindió a la perfección. Está en un buen momento y tuteó a un zaguero como Albisu durante muchas fases de la contienda, además de aguantar la carga que le propusieron sus rivales. El vizcaíno no tuvo su noche. No consiguió rentabilizar la aportación de su guardaespaldas, le costó abrir huecos y se vendió en más de una acción. El de Ataun no hizo un mal encuentro, pero en las postrimerías del enfrentamiento bajó sus prestaciones.

Los colorados se agarraron al choque desde el inicio. Necesitaban un buen arranque para inquietar a los favoritos y evitar que marcaran la teórica diferencia desde le inicio. Bengoetxea VI se encargó de enredar en los cuadros alegres a la mínima ocasión que tuvo. El de Zaratamo aguantó bien en los primeros compases. Las fuerzas estaban equilibradas atrás, por lo que el marcador también mantuvo la igualdad hasta el cartón tres.

A partir de entonces se movió por pequeñas tacadas. La primera cayó del lado de los colorados (6-3), y la segunda de sus oponentes merced al acierto de los delanteros (6-6). Fue a partir de entonces cuando el navarro y el guipuzcoano mostraron su mejor versión. Imaz no se amilanó y demostró que atraviesa un buen momento. Visto que su guardaespaldas aportaba garantías retrasando bien la pelota y colocándola en pared, Bengoetxea VI empezó a marcar la diferencia. Se alió más veces con el 'txoko' que con el ancho pero encontró el tanto. En apenas un centenar de pelotazos abrieron un hueco preocupante para sus rivales (13-7), que poco antes habían pedido un descanso para tratar de ordenar sus ideas.

Reacción

El choque entró en su segunda parte y hubo que esperar algunos tantos más para que llegara la reacción de los que vistieron de azul. Y más que por sus méritos lo hicieron por tres errores del de Leitza, que se jugó casi todo lo que tuvo porque no le convenía que se alargara el duelo. Urrutikoetxea y Albisu estuvieron mejor en esta fase de la contienda, pero no concretaron su dominio. Se engancharon al choque casi sin querer y parecía que a base de cargar atrás podían enderezar la situación porque Imaz comenzó a emitir algún síntoma de cansancio.

Dominaron con más claridad los tantos, pero Bengoetxea VI fue el que supo apuntillarlos. A la primera ocasión que tuvo el navarro demostró de lo que es capaz: de fabricarse el tanto.

El despegue definitivo de los colorados llegó tras una pelota al rebote de Imaz desde el cuadros dos, después de que el vizcaíno se vendiera en una dejada con la situación controlada. No fue su noche.

Su delantero decidió entonces sacar desde pared. Hasta ese momento no lo había hecho y buscó la sorpresa. Las cosas le salieron. En la primera jugada el vizcaíno trató de devolver la pelota con la zurda de aire y se le fue abajo. En su segunda jugada inicial desde la misma posición Albisu le entregó una pelota que acabó con una parada junto a la pared. Pero hubo más. La tercera no tuvo respuesta del zaguero de Ataun, que puso mal lo apoyos. Los colorados alcanzaron así el cartón 21. A sus oponentes no les quedaba otra que aguantar y jugársela porque su margen de maniobra se había acabado. El último tanto del encuentro fue peloteado, pero cayó del mismo lado de los últimos y Bengoetxea VI e Imaz firmaron la sorpresa.

En el primer encuentro del festival, Arteaga II y Eskiroz superaron con claridad a Alberdi e Ibai Zabala (18-6), mientras que en el tercero Víctor y Aretxabaleta tampoco tuvieron problemas para deshacerse de Laso y Larunbe (22-10).

Un torneo de menos a más en cuanto a la presencia de aficionados en las gradas

Vistos los problemas que se dieron entre el Ayuntamiento y las empresas para la celebración de la Feria de La Blanca, faltaba comprobar cómo iban a responder los aficionados al cartel presentado por las promotoras. La primera jornada se presentaba bastante floja unos días antes del inicio de la competición vista la venta de entradas por internet, y así se pudo constatar el lunes por la noche en las gradas del Ogueta. Cerca de 500 espectadores, según fuentes de las promotoras, asistieron a un duelo que tuvo sorpresa en cuanto al resultado, pero al que le faltó calor.

Para la segunda jornada de anoche, sin embargo, las expectativas eran bastante mejores porque, entre otras razones, se contaba con la presencia de los blusas para el choque de la rama de Aspe entre Irribarria-Rezusta y Ezkurdia-Martija. La zona superior del frontón, tanto la lateral como el rebote, presentó un aspecto inmejorable, mientras que en cancha la respuesta también fue más que aceptable. Y además del colorido, el ambiente tuvo bastantes más decibelios y los pelotaris estuvieron bastante arropados.

Ya solo falta por conocer la respuesta del público para la final del viernes por la noche. De momento, la venta de las entradas más baratas va a un muy buen ritmo, y se espera que, una vez conocidas las dos combinaciones que se jugarán el trofeo, la de cancha también se incremente. La Feria de La Blanca ha ido de menos a más en cuanto a la respuesta de público.