A disfrutar con el vértigo del X-Trial en el BEC

Busto, en el Grand Prix de Hungría, celebrado el mes pasado./EFE
Busto, en el Grand Prix de Hungría, celebrado el mes pasado. / EFE

El noruego Sondre Haga ofrece un anticipo de la gran velada que espera mañana con los mejores pilotos del mundo

J. Gómez Peña
J. GÓMEZ PEÑA

A solo un día de que este sábado (20.00 horas) cerca de 6.000 personas compartan escalofríos con la acrobacias en el Bilbao Exhibition Center (BEC) de los mejores pilotos del circuito mundial de X-Trial, el joven noruego Sondre Haga, uno de los participantes, ha ofrecido un adelanto del vértigo que espera. En la pista de skate situada justo enfrente del recinto baracaldés, Haga ha volado sobre su moto como si fuera un patinete. El X-Trial tiene su propia versión de la ley de la gravedad. Y mañana, el público, siempre fiel a este evento, disfrutará de la tercera prueba de un mundial «más igualado que nunca», como anuncian los organizadores. Toni Bou y Adam Raga llegan empatados. Y tendrán la oposición de un vizcaíno, de Gorliz, Jaime Busto, dispuesto a darlo todo ante su afición. Aún quedan entradas, aunque ya pocas.

A la exhibición de Haga asiste la soprano Miren de Miguel, que participará en el espectáculo de tres horas de duración que espera mañana en el BEC. Pondrá voz al festival. Sonará el 'vincero' de Nessun dorma, el aria del acto final de la ópera Turandot. Música que pone la piel de gallina, como las acrobacias de los nueve pilotos que disputarán la tercera prueba del circuito mundial 'indoor'. Adam Raga venció en Barcelona y Toni Bou se impuso en Budapest. Empate. Hay duelo. Jaime Busto es el tercero en el ránking. La afición vizcaína ya tiene un ídolo para animar.

Mientras el BEC se prepara para el evento, Haga ha aprovechado el sol del mediodía para sacar su moto y su talento. Aceleraciones. Frenazos. Caballitos. Equilibrio. Es como si la moto fuera una prolongación de las extremidades del piloto. Hace lo que él quiere. La pista de skate de Barakaldo es para el piloto noruego como un parque infantil. Un niño que disfruta de su juguete preferido. Se le nota. Alrededor, un grupo de fotógrafos y curiosos alucinan. Haga baja y sube por la pista como si nada. Coge vuelo y se posa en seco. Qué fácil parece planear sobre una moto.

«Ya rugen los motores», comenta Fernando San José, uno de los organizadores de esta prueba de carácter mundial. «Tenemos a la figuras de este deporte y a un piloto vasco que un día será campeón del mundo», apunta. «Van a ser tres horas de motos, show y sonido». Ya ruge el X-Trial en el BEC.