Rallies

Alonso se enrola en el Dakar con copiloto de lujo: Marc Coma

Fernando Alonso./AFP
Fernando Alonso. / AFP

France TV da por hecho que el asturiano, que ya está disputando los cuatro días de test en Namibia, participará en la edición 2020 con el pentacampeón en motos a su lado

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMadrid

Dice el refranero popular: «Si anda como un pato, parece un pato y hace 'cuacua', lo más probable es que sea un pato». Si Alonso se va a hacer un test a Namibia con un coche del Dakar, con un cinco veces ganador del Dakar como copiloto y la noticia la filtra el canal de televisión que emite el raid desde hace años, lo más probable es que sea verdad lo que hace no tanto parecía un sueño loco de los más desaforados aficionados del español: Fernando Alonso va a disputar el Dakar 2020… a falta de comunicado oficial.

El anuncio por parte de Toyota estaba previsto para este día 20. Toda la maquinaria estaba prevista para este día, después de que se descartara el pasado día 14, cuando se cumplió un año exacto del anuncio del asturiano de que dejaba la Formula 1. Todas las partes lo tenían claro… menos el propio protagonista. Ese es el motivo por el que se hace de rogar la confirmación de todas las partes.

Y es que Alonso no las tiene todas consigo. Estas vacaciones las ha dedicado a descansar y a reflexionar sobre si puede hacer un buen papel en el raid más duro del mundo, toda vez que no sólo es una prueba no apta para cualquiera, sino que es un tipo de disciplina que no conoce tanto como los circuitos. No es lo mismo dar el salto desde la Fórmula 1 a la Resistencia que darlo desde los circuitos a las pistas y las dunas. Ya está en Namibia para probar al volante del Toyota Hilux con el que tratará de hacer un buen papel en el Dakar, en una foto compartida por él mismo que ha venido a ser una confirmación oficiosa de la noticia.

Desde Toyota le han garantizado toda la ayuda que pida. Tienen ya atado a Álex Haro, que ha sido copiloto de Nani Roma en los últimos años y que está considerado uno de los mejores navegantes de los raids, quizá sólo superado por el español Lucas Cruz (mano derecha de Carlos Sainz). Como maestro, Alonso cuenta a su lado con el mismísimo Giniel de Villiers, ganador en 2009 del Dakar, una prueba que ha acabado en todas las ediciones que ha disputado con un 11º puesto como peor resultado. Y ahora, por si fuera poco, han 'enredado' a Marc Coma para que sea quien ejerza de copiloto de Alonso al menos en sus primeros test, si bien desde France TV (que es quien ha reventado el embargo autoimpuesto por quienes ya sabían la noticia) asegura que también será quien acompañe al español en la prueba de 2020.

El piloto asturiano no oculta sus ganas de probar cosas nuevas. La apuesta que empezó con Nasser Al Attiyah, vigente campeón del Dakar, se ha tornado en un proyecto que poco a poco va tomando forma. Después de centrar sus esfuerzos en el infructuoso asalto a las 500 millas de Indianápolis y de proclamarse campeón del mundo de Resistencia, Alonso se vio sin nada que hacer por primera vez en varias décadas. A sus 38 años, la Fórmula 1 está descartada (aunque nunca se puede decir de esta agua no volveré a beber). El WEC ya lo ha superado con nota y sólo la espina de Indianápolis sigue pendiente para la conquista de la Triple Corona, pero mientras llega esa nueva oportunidad, quiere intentar el más difícil todavía: ganar el Dakar.

Es como si Rafa Nadal se pasase al pádel o Leo Messi al fútbol sala. Los raids y los rallies (parecidos pero no iguales) forman parte de las disciplinas 'off road' o 'fuera pista', toda vez que la Fórmula 1 o la Resistencia lo hacen de las disciplinas de circuito. Alonso sabe llevar un bólido sobre el negro y gris del asfalto como muy pocos pilotos en la historia del automovilismo, pero eso no le da garantías de que pueda conducir un todoterreno como el Toyota Hilux V8 4x4 de manera que opte a ganar. Siquiera a quedar entre los 10 primeros, ya que el Dakar es cruel especialmente con los debutantes. En la edición de 2020 sale de Sudamérica para irse a Arabia Saudí, donde se reflejarán viejos ecos del Dakar primigenio por las dunas de Marruecos hasta la capital de Senegal que da nombre a la prueba.

Son muchos los factores que tenía que considerar Alonso antes de decidirse de manera clara en enrolarse en el Dakar. Ni siquiera está claro que vaya a competir con su amigo Carlos Sainz, ya que el veterano 'Matador' aún no tiene confirmada su presencia en el raid. El equipo X-Raid (la gran alternativa a Toyota para intentar asaltar el Dakar) tiene avanzadas las negociaciones con el bicampeón del mundo de rallies y dos veces ganador de la prueba dakariana, pero aún no hay nada confirmado.

Si finalmente lo disputa, Fernando Alonso se unirá a una lista de pilotos que pasaron tanto por la Fórmula 1 como por la Resistencia y el Dakar. Nombres como Jacky Ickx (a quien Alonso conoció en Le Mans en 2018), Patrick Tambay, Jan Lammers, Henri Pescarolo, Jean Louis Schlesser o Jochen Mass pasaron del asfalto al polvo del desierto, con suerte dispar para algunos y éxitos para otros.