Xiker: «Sé adaptarme a distintos proyectos»

Xiker: «Sé adaptarme a distintos proyectos»
Andrés Ayala/UE Cornellá

El excentral de Basconia, Toledo, Peña Sport y Real Sociedad B se mete en el play-off de ascenso del Grupo III de con el Cornellá, con el que fichó en enero. La que fuera perla de Lezama, estudiante de Ingeniería, espera reivindicarse.

JAVIER BELTRÁNBilbao

A principios de julio, el excachorro Xiker Ozerinjauregi ponía rumbo a Zubieta. La Real Sociedad hacía oficial el fichaje para las dos próximas temporadas del central zurdo de Zalla (30-1-97), de 22 años e internacional en categorías inferiores para actuar en el Sanse. En el camino inverso, el lateral izquierdo Odei Arrieta hacía el camino inverso para enrolarse en el Bilbao Athletic. Aunque Le Normand y Lapeña eran los dos centrales titulares.

El 28 de enero, la Real Sociedad comunicaba la rescisión del contrato de Xiker Ozerinjauregi a través de un escueto comunicado. El espigado zaguero, de perfil izquierdo y con buena salida de balón, abunda en este sentido: «Bueno... las cosas no salieron como me hubieran gustado y como creí que iban a ser cuando acepté la oferta. Aún así, creo que es un gran club, con una gran exigencia diaria y con un vestuario con una marcada vertiente humana». «De esta experiencia he sacado su lado positivo», desliza a El Correo.

Se enrolaba automáticamente en el Cornellá, aunque el Burgos también le tentaba. En el club catalán, uno de los poderosos del Grupo III, es titular, suma ya cinco partidos, y se ha colado en el playoff de ascenso. «Vine hace mes y medio y la verdad que las cosas están yendo bien. El equipo está tercero en la tabla a 4 puntos del líder (Atlético Baleares) y en línea ascendente. En lo personal, estoy muy satisfecho por los minutos que estoy teniendo y por la acogida que me han brindado. Por ello, la adaptación ha sido fácil», comenta el espigado zaguero, con el Villarreal B segundo y el Lleida cuarto y el Hércules pisando los talones de la zona noble.

El defensa de Zalla, considerado una de las promesas de Lezama, se formó durante diez temporadas en la factoría rojiblanca junto con Núñez, Córdoba y Villalibre. Jugó la Youth League y en el Basconia, donde no terminó de despuntar. Se lesionó con la selección española Sub-19, en cuyas inferiores era asiduo, y le penalizó. Estudia segundo de Ingenería, que compagina con el fútbol haciendo equilibrismos con los cambios de residencia y la elección de asignaturas. En Cornellá disfruta de nuevo: «Me explicaron el proyecto deportivo que tenían y, de todas las opciones que tuve, fue la que más me gustó. Un equipo que en el momento en el que me llamó iba tercero y con un objetivo claro de ascenso a Segunda. No me lo pensé dos veces», asevera Xiker, que ha firmado hasta el 30 de junio.

Hace dos años se desvinculó del Athletic para fichar por el Toledo, aunque con una opción preferencial de compra para el club de Ibaigane que no se canjeó. La pasada campaña, Xiker militó en la Peña Sport de Tafalla jugando 37 partidos. Zubieta y Cornellá marcan el paso este curso. Xiker no mira mucho más lejos: «Ahora mismo, no pienso más allá del Cornellá. Tenemos un objetivo claro de ascenso y pelearemos por ello hasta el último partido». El vestuario está fusionado en torno al míster, Xabi Calm: «Es un equipo muy unido en su totalidad, con muy buenos y experimentados jugadores. Tenemos muy claro que el objetivo es común». El futuro es infinito. Xiker subraya que «cuando acabe la temporada valoraré los siguientes pasos». No se amilana, el horizonte está despejado: «Todavía soy joven, no descarto ninguna opción ya que en mi trayectoria he demostrado saber adaptarme a distintos proyectos», señala el central encartado.