Barakaldo 1 - Izarra 2

«Tenemos muchísimo margen de mejora, nuestro techo está muy lejos todavía», afirma Hernán Pérez

«Tenemos muchísimo margen de mejora, nuestro techo está muy lejos todavía», afirma Hernán Pérez
Barakaldo C. F.

Los fabriles sucumben por primera vez esta campaña ante el Izarra y el técnico lo achaca a la «ansiedad» que provoca verse por debajo en el marcador

PERU OLAZABAL

El Barakaldo pierde por primera vez esta temporada. Tras dos victorias en las dos jornadas iniciales, la inesperada derrota en Lasesarre frente al Izarra provoca que los gualdinegros pierdan el liderato y salgan de los primeros cuatro puestos de la clasificación. Actualmente se sitúan en la quinta plaza y solo un punto les separa de Real Sociedad B y Salamanca, líderes por el momento. Hernán Pérez realizó una lectura «negativa» del encuentro debido a que «teníamos que hacer de Lasesarre un fortín, un campo donde costara mucho hacer puntos y hoy han volado tres», arguyó. No obstante, el asturiano indica que el empate podría haber sido más justo. «El equipo lo intenta, tiene muchísimo corazón e incluso por situaciones, podríamos haber sacado un punto, por lo menos», expresó.

El Izarra fue fiel a su estilo y demostró ser un equipo aguerrido, muy sólido y que no comete imprudencias en la zona defensiva. El cuadro fabril, sin embargo, cometió dos errores puntuales que los navarros supieron aprovechar para hacerse con el triunfo. En esa faceta, el técnico asturiano fue claro. «No se puede regalar absolutamente nada, a nosotros nadie nos regala nada», zanjó. El primer tanto de los albiazules llegó tras un desentendimiento entre Pablo Cacharrón y Jon Aguirrezabala que dejó totalmente solo a Cabrera casi en el área pequeña para rematar a placer. El segundo gol viene de una jugada de Gorka Laborda en la que sienta totalmente a Samu Arbelo, que anteriormente había sido el encargado de marcar el 1-1 y así estrenarse con la zamarra gualdinegra.

La derrota, a estas alturas del curso, no resulta alarmante. El equipo todavía necesita adaptarse al ser conformado por 17 caras nuevas y además, se trata de la segunda plantilla más joven del grupo exceptuando filiales. No obstante, Hernán Pérez no considera que la juventud haya hecho mella en el resultado del partido del pasado domingo. «Yo tengo la teoría de que los jugadores son buenos o malos, la edad es lo de menos», subrayó. El míster de los fabriles achacó la derrota a la inquietud de verse por detrás en el electrónico. «Hemos demostrado más corazón que cabeza y más ganas que juego y eso tenemos que controlarlo porque la ansiedad en el fútbol no es buena», apuntó.

Destellos dentro de la derrota

A pesar de no obtener ningún punto, hubo ciertos destellos a tener en cuenta, según Hernán Pérez. «Se pueden sacar cosas positivas, el 2-2 no ha llegado por esa tensión de jugar con el marcador en contra porque ha habido situaciones de sobra», manifestó. Asimismo, sostuvo que «si el equipo hubiera conseguido el empate en el minuto 60 o 70, habría tenido muchas piernas para ir a por el 3-2». Además, el ovetense se muestra «tranquilo, porque quedan muchas jornadas por delante y estoy seguro de que el equipo va a ir a más». «Tenemos muchísimo margen de mejora, nuestro techo está muy lejos todavía», garantizó.