El Barakaldo vence y convence en su estreno

El Barakaldo vence y convence en su estreno

El cuadro gualdinegro realizó un gran partido y se impuso al Unionistas de Salamanca con mucha solvencia

PERU OLAZABAL

Gran comienzo del Barakaldo en este nuevo curso. El conjunto gualdinegro venció por 2-1 al Unionistas de Salamanca y llevó a cabo una gran actuación. En la primera mitad, los pupilos de Hernán Pérez no pudieron ponerse por delante, pero fueron mejores y dispusieron de varias ocasiones para anotar. Tras el descanso, la ambición y el buen juego de los locales tuvo recompensa y los primeros tres puntos se quedaron en Lasesarre.

En los primeros compases del encuentro, el Barakaldo demostró ser un equipo al que no le quema la pelota en los pies. Los de Hernán Pérez movían el balón de un lado a otro con mucho desparpajo, dominaban el factor de la posesión y tenían ciertas facilidades para llegar a la zona de tres cuartos por medio de un juego combinativo muy trabajado. Sin embargo, los fabriles sufrían en los duelos aéreos y sobre todo, acusaron mucho cuando los salmantinos jugaban por banda derecha, buscando la banda defendida por Sergio García, un extremo reconvertido en lateral izquierdo en esta primera jornada liguera.

2 Barakaldo

1 Unionistas

GOLES:
1-0, Héctor Nespral (min. 53). 2-0, Sergio García (min. 63). 2-1, Grande (min. 90)
BARAKALDO:
Cacharrón; Aguirrezabala, Picón (Gándara, min. 45), Samuel Arbello, Sergio García (Urtzi Iriondo, min. 70); Carlos Algarra, Héctor Nespral; Óscar Fernández, 'Pitu' Doncel, Iker Olaizola (Carles Marc, min. 67); Juan Delgado.
UNIONISTAS:
Brais Pereiro; Piojo, Placeres (Amauzou Matthieu, min.77), Zubiri, David Gallego; Ribelles (Pedro López, min.67), Portilla; Javi Navas (Iván Garrido, min. 65), Carlos de la Nava, Álvaro Romero; Francisco David Grande.
ÁRBITRO:
David Recio Moreno, del colegio navarro, amonestó a los locales José Picón (min. 38) y Carles Marc (min. 82) y a los visitantes Ribelles (min. 32), Pedro López (min. 71), Carlos de la Nava (min. 72) y Grande (min. 84).
INCIDENCIAS:
800 espectadores en Lasesarre, entre los que se encontraron 120 aficionados visitantes.

Durante toda la primera parte, escasearon las ocasiones de gol y ninguno de los dos conjuntos hizo lo suficiente para romper el empate inicial. Los locales gozaron de más acercamientos, pero Unionistas tuvo la más clara del primer tiempo en el minuto 17, mediante una brillante jugada de Álvaro Romero, que dribló a dos zagueros con un regate espectacular en banda izquierda, entró al área y su disparo tocó en un defensor para irse levemente desviado de la portería defendida por Pablo Cacharrón. La próxima acción destacable del primer tiempo no tuvo lugar hasta el minuto 34, cuando Héctor Nespral lo intentó con un disparo desde la frontal del área, aunque Brais Pereiro pudo atajar el cuero sin excesivos problemas. Prácticamente en el último minuto, el cuadro local volvió a la carga y Héctor Nespral se quedó solo frente al guardameta, aunque finalmente, no supo aprovechar su oportunidad y su definición fue muy centrada.

El primer tiempo comenzó con una gran alegría para los locales. Apenas ocho minutos después de que el encuentro reanudara después del descanso, Héctor Nespral logró hacer el primer tanto de la temporada para los gualdinegros. El centrocampista asturiano disparó fuerte y raso desde la frontal del área rival y batió a Brais Pereiro, que nada pudo hacer para evitar ponerse por detrás en el marcador.

El Barakaldo comenzó a mostrar su cara más alegre tras el gol y en el minuto 61, pudo ampliar la ventaja en una falta botada por Sergio García que remató arriba Juan Delgado desde el área pequeña. Aunque la ambición tendría su premio para los de Hernán Pérez y solo dos minutos más tarde, Sergio García hizo el segundo para los fabriles tras un tremendo error del portero visitante, que salió y dejó la portería totalmente vacía para que el santanderino rematara a placer. En el último tramo, los gualdinegros tenían las fuerzas justas y El Unionistas de Salamanca pudo recortar distancias en el descuento por medio de un penalti cometido por Aguirrezabala, que transformó Grande ajustado al palo derecho.