Clásicos para el recuerdo en territorio blanco

Ramos y Messi disputan un balón en el clásico de la Liga 2015-16 disputado en el Bernabéu./AFP
Ramos y Messi disputan un balón en el clásico de la Liga 2015-16 disputado en el Bernabéu. / AFP

Cruyff, Zamorano, Ronaldinho, Raúl o Messi fueron protagonistas de manitas, revanchas, pasillos, jugadas para la historia y dosis elevadas de emoción

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉSMadrid

 A lo largo de más de un siglo de rivalidad, Real Madrid y Barcelona se han enfrentado más de un centenar de veces en territorio blanco en competición oficial. Sin embargo, por sus protagonistas, goles, jugadas, detalles, resultados y revanchas particulares, un puñado de clásicos disputados en Madrid permanecen indelebles en la memoria de cualquier aficionado de ambos equipos.

11-1, 1942-43 La mayor goleada en un clásico

El Real Madrid había caído 3-0 en Les Corts en la ida de las semifinales de Copa, con un ambiente hostil en la ciudad condal del que se quejó amargamente. Sin embargo, aupado por un Estadio de Chamartín hasta la bandera, en la vuelta infligió a su gran rival una goleada para la historia, basada en los cuatro goles de Barinaga y los tres de Pruden, para lograr el pase a una final que acabó perdiendo ante el Athletic.

Acción de juego del Real Madrid 11-1 Barcelona de semifinales de Copa en 1943.
Acción de juego del Real Madrid 11-1 Barcelona de semifinales de Copa en 1943. / Virgilio

 

0-5, 1973-74 Cruyff desafía la hegemonía del Madrid

En una época en la que el Madrid se enseñoreaba del fútbol español con mano de hierro, sólo la llegada al Barça de un mito como Johan Cruyff en el verano de 1973, tras tres Copas de Europa con el Ajax, desafió la hegemonía blanca en el campeonato. En una noche a la que el barcelonismo pre 'Dream Team' recurría con asiduidad a la hora de señalar un momento cumbre de la historia del club, aquel equipo liderado por el genio holandés e integrado por nombres como Rexach, Asensi o Sotil silenció el Santiago Bernabéu para acabar poniendo fin a una sequía de catorce temporadas sin conquistar la Liga.

5-0, 1994-95 Manita y venganza del Madrid de Valdano

Tras cuatro temporadas de dominio del 'Dream Team' y una dolorosa manita encajada en el Camp Nou justo un año antes, Laudrup cogió el puente aéreo y el Real Madrid de Jorge Valdano, que acabaría sumando su Liga número 26 esa temporada, se tomó cumplida venganza en su feudo un 7 de enero de 1995 en el que aplastó a su eterno rival con un triplete de Zamorano y otros dos tantos de Luis Enrique y Amavisca.

2-3, 1997-98 Las 'butifarras' de Giovanni

Tras marcar a falta de diez minutos el gol que a la postre le dio el triunfo al Barça, el brasileño Giovanni se dirigió al público blanco con tres cortes de manga bautizados como 'butifarras'. «Me he quedado muy a gusto. Lo he hecho para ofender a la afición del Madrid. No han parado de darnos patadas. Tendrían que mostrarse un poco más humildes», se reafirmó tras el duelo el futbolista, que al día siguiente tuvo que recular y pedir disculpas por su feo gesto. «Me dijeron al final del partido que hacer esto era una ofensa en España e, inmediatamente, vi que había cometido un error», explicó al día siguiente.

2-2, 2000-01 Agresión a Reina en un partido de locura

El duelo goleador entre Raúl y Rivaldo, con un doblete para cada uno, quedó eclipsado por la polémica arbitral con el tanto anulado al brasileño en el descuento que hubiera supuesto el triunfo culé y especialmente por un episodio lamentable, en el que un entonces jovencísimo Pepe Reina fue agredido por un espectador.

0-3, 2005-06 El Bernabéu se rinde a la magia de Ronaldinho

En la gran temporada de Ronaldinho, la que llevó al Barça al doblete Liga-Champions y al futbolista al Balón de Oro tumbando rivales a su paso pero siempre con una sonrisa, hasta el Santiago Bernabéu tuvo que reconocer la insultante superioridad del brasileño con sus aplausos.

4-1, 2007-08 Pasillo culé en Chamartín

En una época de vacas flacas a nivel europeo, el Madrid de Bernd Schuster logró la segunda Liga consecutiva del club y lo hizo con solvencia y un broche inmejorable. El conjunto blanco se proclamó campeón de Liga en Pamplona a dos jornadas del final del campeonato y su eterno rival, con la era Rijkaard ya agotada, se vio obligado a hacer el pasillo a su eterno rival antes de ser goleado.

2-6, 2008-09 La obra maestra de Guardiola

Caprichos del fútbol. Menos de un año después del varapalo en el Bernabéu que supuso el final de la exitosa etapa de Rijkaard en el banquillo azulgrana, la llegada de Pep Guardiola reactivó al Barça y construyó un equipo de leyenda, que entre esa temporada y la siguiente conquistó un inédito 'sextete' y que dejó como obra maestra un 2-6 en el Bernabéu ante un Madrid corajudo pero impotente frente a la exhibición de juego de su rival.

Piqué celebra el definitivo 2-6 en el Bernabéu.
Piqué celebra el definitivo 2-6 en el Bernabéu. / Daniel Ochoa
3-4, 2013-14 Polémica y goles a raudales

El Real Madrid de Ancelotti, que esa temporada acabaría conquistando la ansiada décima Liga de Campeones, claudicó ante el Barça en un partido absolutamente loco. Iniesta adelantó al Barça, remontó el Madrid mediante un doblete de Benzema, empató Messi, adelantó Cristiano Ronaldo al Madrid con un penalti tras falta fuera del área y le dio la vuelta de nuevo Messi, mediante dos penas máximas, la primera de ellas muy discutible y que le costó a Sergio Ramos la expulsión.

Cesc y Pepe se enzarzan en una acción del partido.
Cesc y Pepe se enzarzan en una acción del partido. / AFP
2-3, 2016-17 La camiseta de Messi

El Madrid de Zidane caminaba con paso firme hacia su primer doblete Liga-Champions en casi medio siglo, pero por el camino a punto estuvo de dejarse sus opciones en el campeonato de la regularidad. Messi volvió a erigirse en pesadilla blanca forzando la expulsión de Ramos y marcando dos goles, el segundo de ellos cuando el partido agonizaba y con celebración especial, mostrando a la afición del eterno rival el dorsal de su camiseta.

Messi muestra el dorsal de su camiseta al Bernabéu.
Messi muestra el dorsal de su camiseta al Bernabéu. / Óscar del Pozo (AFP)