«Landa decide si va al Mundial», dice el seleccionador

Landa acabó el Tour mermado por una caída./Reuters
Landa acabó el Tour mermado por una caída. / Reuters

Mínguez da la preinscripción para el campeonato, en la que figura el alavés, que ya se entrena con normalidad

J.G.PEÑA

Mikel Landa, el mejor ciclista español en las dos últimas ediciones del Tour, se ha ganado el privilegio de decidir si va o no con la selección al Mundial de Innsbruck, que se celebrará el 30 de septiembre en la ciudad austríaca. Un mes después de la caída en la Clásica de San Sebastián que le ha impedido estar en la Vuelta a España, el corredor alavés ya ha realizado entrenamientos de gran intensidad. Y se prepara para disputar la próxima semana varias clásicas en Italia. Javier Mínguez dio ayer en Torrelavega la primera lista de inscripción para la prueba. Alejandro Valverde será el líder y Landa ha sido incluido. «Mikel dirá si puede ir con garantías al Mundial. Yo tengo que fiarme del corredor», declaró el seleccionador.

Además de Valverde y Landa, figuran Jonathan Castroviejo, Ion Izagirre, Enric Mas, Mikel Nieve, Jesús Herrada, David De la Cruz, Omar Fraile, Pello Bilbao, Marc Soler, Rubén Fernández y Lluis Mas. De ese grupo saldrá la selección definitiva, de ocho miembros. «Hablé ayer con Mikel para que no haya malos entendidos. Me dijo que está bien, que ha remitido el dolor», señaló el técnico vallisoletano.

Hace un año, después del cuarto puesto de Landa en el Tour, Mínguez no le convocó para el Mundial de Noruega. Eso molestó al ciclista de Murgia, con el que ni siquiera se puso en contacto. Landa, compañero de Valverde en el Movistar, se fijó como objetivo la cita de Innsbruck desde el inicio de esta temporada. El circuito es brutal, con más de cinco mil metros de desnivel. Ideal para escaladores. Es una oportunidad única para ciclistas como él y Valverde. Y para rivales como Nibali, Roglic, Alaphilippe, Pinot, Kwiatkowski...

Las caídas, la del Tour y luego la de San Sebastián, dejaron tres fracturas en la espalda de Landa, que aceleró su rehabilitación en un intento en vano de disputar esta Vuelta. Tampoco llegó a tiempo para el Tour de Gran Bretaña. Ha tenido que prepararse en casa, en entrenamientos con los ciclistas de la Fundación Euskadi que preside. Y ya ha realizado algún test en el que ha visto que mantiene su forma física. El potenciómetro no engaña. Le falta coger el fondo que requiere un Mundial, que se estira por encima de los 250 kilómetros. Pese al dolor por los huesos fisurados, Landa se ha empeñado en estar en Innsbruck. Y el seleccionador le ha abierto la puerta. El ciclista alavés decide.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos