Este contenido es exclusivo para suscriptores

Navega sin límites desde 4,95€ al mes y además este mes podrás ganar una Smart TV con tu suscripción

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

La marea naranja se extiende

La formación naranja, respaldada por Mikel Landa, se ha marcado como objetivo volver a las grandes vueltas./Arizmendi
La formación naranja, respaldada por Mikel Landa, se ha marcado como objetivo volver a las grandes vueltas. / Arizmendi

La Fundación Euskadi se refuerza con la cantera de Goierriko, la plantilla femenina y el apoyo de Laboral Kutxa

J. Gómez Peña
J. GÓMEZ PEÑA

La llegada de Mikel Landa a la presidencia de la Fundación Euskadi supuso un cambio de marea. Tras más de dos décadas, la entidad levantada a pulso por Miguel Madariaga tocaba fondo. Marea baja. Sin patrocinios ni apoyo institucional, el equipo ciclista agonizaba. Amenazaba la sequía total. En ese verano de 2017, mientras se jugaba un lugar en el podio final del Tour, Landa acudió al rescate de la Fundación, la casa donde se hizo corredor. Con el ciclista alavés al frente, el conjunto Euskadi regresó al pelotón profesional -en tercera división- el año pasado. Ahí seguirá esta temporada a punto de comenzar. Pero el ciclo de las mareas ha cambiado. Ya se sabe: fluyen y refluyen. Ahora, la 'marea naranja' crece con la meta de volver, como hizo antes, a cubrir las montañas de las grandes carreras del calendario internacional. «Hace un año tenía miedo de no estar a la altura de este proyecto, pero ahora estoy tranquilo, muy arropado. La Fundación Euskadi está creciendo», recalcó Landa en la presentación de sus nuevas plantillas.

 

Fotos