El Real Madrid abusa en la final del campeonato junior

Los canteranos del Real Madrid celebran el enésimo título de esta temporada./Igor Martín
Los canteranos del Real Madrid celebran el enésimo título de esta temporada. / Igor Martín

Con 33 puntos de Nakic, 21 tantos y cinco tapones de Garuba y otras cinco intercepciones de Sylla, los blancos aplastaron al talentoso Mega Bemax

Sergio Eguía
SERGIO EGUÍA

Explicó Ettore Messina el sábado que lo único que Europa no podrá igualar de la NBA es el atleticismo -palabro horrible- de sus jugadores. Pocos saben más que él de este deporte. El físico que quedó ayer completamente claro que no se puede igualar en este momento es el de los juniors del Real Madrid. Los jovenzuelos de Mariano de Pablos se proclamaron, abusivamente, campeones de Europa sub'18.

No dieron opción al Mega Bemax de Belgrado. 76-95. Como no se la dieron a ninguno de los participantes en el Adidas New Generation Tournament, que se juega en parelelo a la Final Four. De hecho, el estandarte de la cantera que dirige Alberto Angulo no ha perdido todavía, en ninguna competición, en lo que va de temporada.

Para hacerlo. Ayer colocó 12 tapones. Cinco Garuba y cinco Sylla, sus dos interiores. Entre los adultos solo Zalgiris ha podido hacer eso. Hace 10 temporadas. Loren Woods le puso siete al Asseco Prokom. El primer equipo blanco, en 2010, se fue a 11. Tomic (3) y Dor Fischer (6). Lo que no hizo ninguno fue acompañar los gorros con los 21 puntos de la promesa española o los 16 del prospect senegalés, que encima firmó 14 rebotes y 6 asistencias.

El partido, sin historia. El parcial del 13-30 del segundo cuarto mató la final. Mario Nakic hizo el resto. 33 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias del alero blanco, que se fue a la línea de tiros libres en 19 ocasiones por las 10 faltas que le hicieron los serbios. Demasiada diferencia. Los de Belgrado tampoco habían perdido ninguno de los encuentros disputados en Mendizorroza a lo largo del fin de semana y aún así parecían niños contra los castellanos. Bueno, son niños. Todos ellos. Igual es que el atleticismo que lucen los de Concha Espina les hace parecer hombres.