Análisis

España viaja a Guanzghou con algunas dudas

Sergio Scariolo gesticula durante el partido ante Rusia/EFE
Sergio Scariolo gesticula durante el partido ante Rusia / EFE

Scariolo aún tiene que afinar a una selección que debe mejorar mucho en el apartado defensivo y la gestión de la ansiedad en los momentos complicados

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

Algunos de los campeones del pasado, ahora ausentes, consideraban que una derrota en la preparación -como la dolorosa ante Rusia- a veces era necesaria para ver cómo reaccionaba el equipo. Mejor un aviso antes del torneo, aunque varias veces fueron capaces de dar la vuelta a la situación tras errores en las fases iniciales del campeonato.

Es un aviso serio cierto que aunque falta por ver como carbura el equipo con Marc Gasol, a priori, líder y referente interior que ha estado ausente en los dos duelos en suelo chino.

Esas lesiones han impedido a Sergio Scariolo implementar un plan de partido, dado que tampoco ha preparado específicamente ningún partido desde un punto de vista táctico ante un grupo talentoso.

Saber jugar sin Pau

Un plan más coral en el que otros jugadores deben ser aún más referentes por veteranía y experiencia, que Willy confirme su paso adelante para que estén tan concentrados y sean tan fiables como Pau -limitando errores- aunque no tengan su personalidad y carácter. Deben dar un salto de calidad y pasar de ser muy complementarios a hombres fiables y consolidados.

Ser un equipo más intimidatorio, móvil y eficaz

Scariolo quiere jugar rápido, con mucha movilidad con el balón y sin él, para compensar algún déficit físico y de experiencia con un 'plus' de energía y de agresividad. El apartado defensivo es clave en todo el campeonato y por ahora falta intimidación. Sin un alto nivel físico, de contacto e intensidad, será difícil llegar lejos en los cruces.

Demostrar más iniciativa

Ante Rusia se le vio esperar a los errores del rival en lugar de intentar provocarlos con una actitud constantemente agresiva. Los rusos acertaron desde la línea de tres y España no tuvo ideas claras para poder frenar al rival. Necesita de todos en ataque y también en defensa.

Mantener la competitividad

España debe conseguir alternativas cuando no funciona el lanzamiento exterior y aprender a manejar la ansiedad cuando está debajo en el marcador. Sólo así logrará saber jugar los últimos segundos de posesión, los finales de cuarto, de partido...

El factor Ricky

Lleva media vida en la élite. A sus 28 años su 'timing' y control del partido se antoja vital. A ello se suma su nuevo rol anotador con España, tras su mejor media de la campaña en la NBA (12,7 puntos por duelo). Su nueva versión mejora en todos los aspectos.

Ricky y Willy, ante Rusia
Ricky y Willy, ante Rusia / EFE

Willy da un paso adelante

Buen rendimiento anotador ante Rusia, asumiendo liderazgo cuando hubo atasco en ataque. Claver debe aportar como 3 versatil y esperar que los Colom, Oriola, Beirán, Rabaseda... demuestren su talento y cabeza que les ha permitido estar en el grupo.

Llull y Juancho, necesarios

El éxito del plan pasará por ver al mejor Llull por su capacidad al contraataque y su lanzamiento exterior y a un gran Juancho, del que se espera ver esa- capacidad para jugar por fuera, tirar de tres y ayudar en rebote

Sin dos referencias como Marc y Rudy

El cuerpo técnico debe optimizar sus recursos para conseguir que el rendimiento de los jugadores sea óptimo después de que algunos de ellos se hayan perdido unos cuantos entrenamientos por razones físicas o personales. Rudy no jugó ante Rusia y el mediano de los Gasol tampoco estuvo ante Argentina.