Este contenido es exclusivo para suscriptores

Todo el contenido de EL CORREO desde 4.95€ al mes. Disfruta sin límites

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos
Campo Atrás

El curioso primer partido internacional femenino de Álava

Primer partido internacional femenino y los primeros pantalones cortos en Vitoria./Schommer ATHA
Primer partido internacional femenino y los primeros pantalones cortos en Vitoria. / Schommer ATHA

El equipo femenino del Excelsior recibió en el Frontón de Vitoria al Olympique de Bayona. Después se construyó su propio terreno de juego: el mítico campo de La Blanca

Roberto Arrillaga
ROBERTO ARRILLAGA

Raimundo Iriarte fue el último de los curtidores de Vitoria que tenía fábrica en el camino viejo de Santa Isabel. Cerró en 1940 y el almacén situado en la calle Diputación se convirtió en el negocio familiar al que acudían todos los días sus seis hijos, entre ellos, Angélica, que jugaba al baloncesto. Lo hacía en el Excelsior junto a varias chicas de Acción Católica de San Pedro. Un día, cansada de correr por el campo de la Sección Femenina, tuvo la feliz idea de construir una cancha para su equipo. La parroquia de San Pedro tenía un local en el callejón de la Alberca Vieja, justo al lado de la Diputación y de la tienda de su padre, el antiguo Centro Obrero Femenino de La Blanca.