Fútbol

Cornellà bate el récord de asistencia en un partido femenino en Cataluña

El choque entre catalanas y madrileñas en Cornellà ha pasado directamente a la historia. /R. C. D. ESPANYOL
El choque entre catalanas y madrileñas en Cornellà ha pasado directamente a la historia. / R. C. D. ESPANYOL

Un total de 20.615 espectadores, la quinta mejor entrada de la temporada del feudo perico, presencian el duelo de la Liga Iberdrola en el que el Atlético venció por la mínima al Espanyol

L. GONZÁLEZ

'Mismos colores, mismo escudo y mismo estadio'. Con esta frase el Espanyol daba a conocer hace unos cuántos días que su equipo femenino disputaría por primera vez en su historia un encuentro en el feudo perico, terreno de juego reservado hasta el momento solo para ellos. Un anuncio que pronto tuvo una repercusión sin precedentes. Todo parecía indicar que se batiría un récord en las gradas, y así ha sido. 20.615 espectadores se dieron cita ayer en el estadio Cornellà-El Prat para seguir en directo el Espanyol-Atlético de Madrid, algo nunca visto hasta la fecha en un partido femenino en Cataluña (la barrera estaba en los 12,178 del Barça en el Mini Estadi en los cuartos de final de la Champions).

Y eso que la climatología no acompañó. También pudo restar aficionados el hecho de ser festivo. Un Lunes de Pascua en el que además se logró registrar la quinta mejor entrada de la temporada en el RCDE Stadium. Una cifra solo superada esta campaña en los duelos que el conjunto dirigido por Rubi disputó en casa en los derbis contra el Barça y el Girona, y en las visitas del Madrid y del Rayo Vallecano.

El once del conjunto catalán con la mascota del club perico.
El once del conjunto catalán con la mascota del club perico.

Una marea de seguidores que provocó atascos en los accesos similares a los que tienen lugar cuando se disputa un encuentro de la primera división masculina, consiguiéndose en el interior del estadio superar ligeramente la mitad de la capacidad del templo perico (tiene un aforo de 40.000), en un horario poco habitual como son las 11 de la mañana. Una fiesta del deporte y del fútbol femenino que se une esta temporada a las ya vistas tanto en San Mamés como en el Wanda Metropolitano y más recientemente en el Benito Villamarín, en el Ciutat de València y hasta en el Molinón.

"Solo podía sonreír"

"Solo podía sonreír", declaraba la jugadora local Eli del Estal poco después de terminar el encuentro, recordando el momento en el que saltaron las protagonistas al campo. Un partido en el que no pudieron poner la guinda con una victoria ante su afición ya que cayeron derrotadas por la mínima, con un gol de Ángela Sosa en el minuto 31. Un resultado que permite al Atlético de Madrid seguir como líder de la Liga Iberdrola, tras puntos por encima del Barça. El Espanyol, por su parte, va noveno, a falta de dos jornadas para dar por finalizada la temporada.

Una jugadora local tratando de controlar el balón ante dos rivales.
Una jugadora local tratando de controlar el balón ante dos rivales.

En Mestalla, 9.435 aficionados

Cerca de la cifra en Cornellà cerró el Valencia ayer en Mestalla el derbi ante el Levante, con 9.435 aficionados en las gradas del estadio 'ché'. La amenaza de lluvia redujo a la mitad la cifra alcanzada hace dos temporadas en el choque que midió a ambos conjuntos en ese mismo escenario (17.011). El partido se saldó con un 1-3 a favor del conjunto levantinista, que le mantiene en la tercera plaza. El Valencia, por su parte, ocupa la octava plaza de la clasificación.