Atletismo

Un subcampeonato especial para Gema Martín

Gema Martín tira de dos atletas durante el Europeo de Albufeira./G. MARTÍN
Gema Martín tira de dos atletas durante el Europeo de Albufeira. / G. MARTÍN

La atleta celebra la segunda plaza del BM Bilbao en el Europeo tras ser décima, un mes después de la repentina muerte de su hermano Miguel

IGOR BARCIA

Hay carreras que dejan un sabor especial. Y para Gema Martín, el campeonato de Europa de clubes de Albufeira (Portugal) quedará grabado en su recuerdo. Su décima plaza fue fundamental para que el BM Bilbao sumara un nuevo subcampeonato continental a su palmarés, puesto que la salmantina fue la segunda atleta del club bilbaíno en meta tras Trihas Gebre (3ª). Pero además supuso un empujón moral para una corredora que hace apenas un mes sufrió un tremendo golpe que la llevó a cuestionarse todo su futuro. «Hoy (por ayer) hace un mes del fallecimiento de mi hermano Miguel -tenía 33 años-», explicó a este periódico Martín. «Y después de pasarlo muy mal, lo que viví el domingo en Albufeira ha sido de gran ayuda a nivel anímico, tanto por el resultado como por el respaldo de mi club», agradeció la fondista castellana.

Aquel 4 de enero supuso un punto y aparte en la vida de Gema Martín y su familia. De estar planificando las competiciones de cross de uno de los meses más cargados del invierno a no querer salir de casa. «Fue tan inesperado que fue un mazazo para toda la familia», relata. En esa semana, la atleta no encontraba la forma de salir del agujero anímico en el que entró la familia Martín Borgas, hasta que se volvió a agarrar al atletismo para seguir adelante. «El 12 de enero viajé a Elgoibar para competir el día 13 en el Muguerza. Había que tirar adelante como fuera, porque veía que mis padres y mi otro hermano no podían. Y el hecho de que yo diera el paso ayudó al resto de la familia, porque una vez que yo volví a la actividad también regresaron los demás poco a poco, aunque es algo muy duro de asumir».

Tras pelear contra los elementos en el Muguerza, Gema Martín también compitió el día 20 en Itálica, donde rindió a muy buen nivel, superando en el sprint final a Ana Lozano y Teresa Urbina, siendo una de las mejores nacionales y ganándose el puesto para el Europeo de clubes con el BM Bilbao. «Estoy muy agradecida a mi equipo por la confianza y el apoyo que me ha dado. Que me dijeran que estuviera tranquila y que contaban conmigo para el Europeo después de lo que he pasado este mes fue importante», reconoce. Lo mismo que convivir con sus compañeras durante el fin de semana. «Yo entreno sola, junto a mi entrenador, Álvaro Bravo, así que ha sido beneficioso estar en un grupo con tan buenas compañeras como hay en el BM Bilbao y con el apoyo de los responsables del club, que se desviven por las atletas», explica.

Quedaba por ver el rendimiento de Gema Martín en la cita del domingo, y el resultado fue el mejor posible tanto para ella como para el club bilbaíno. «El poder de la mente no deja de sorprender», admite la atleta salmantina. «Creo que no había vivido una prueba donde mi cabeza tirara tanto del resto del cuerpo como sucedió en Portugal. Después del apoyo que había tenido, de ver cómo se han portado conmigo en el equipo, no podía fallar así que salí a dar el cien por cien y disfruté mucho con el resultado», admite.

«Cuando suceden cosas tan duras hay que tirar adelante como sea. Cuesta mucho, pero el resultado del domingo me rearma de moral para los próximos compromisos», continúa Gema Martín, que parece estar en el buen camino para encontrar el nivel de forma y resultados que alcanzó hace dos cursos. «Voy a llegar bien, pero la verdad es que ahora me planteo ir día a día. Quiero disfrutar y pensar en la próxima carrera, que es en la Gimnástica de Ulía (San Sebastián) el domingo y ya está».

Más allá de su trayectoria personal, Gema Martín también valoró el resultado del BM Bilbao en Albufeira. «Tiene mucho mérito estar siempre ahí, peleando, y estoy convencida de que el título llegará». Y para alguien que está cursando un Máster de Igualdad de Género, «el hecho de ser un club femenino que siempre está peleando por títulos es muy importante, pero lo mejor de todo es que nos da visibilidad a las atletas, siempre está pendiente de nosotras».