Izaro Marchán, en el Europeo de taekwondo con tan solo 12 años

La vitoriana Izaro Marchán heredó el amor por el taekwondo de su abuelo. /BLANCA CASTILLO
La vitoriana Izaro Marchán heredó el amor por el taekwondo de su abuelo. / BLANCA CASTILLO

La vitoriana ya ha ganado cuatro campeonatos de España y competirá en el Campeonato de Europa de cadetes el próximo 1 de octubre

Judith Romero
JUDITH ROMERO

Era la primera en el ranking de cadete y una lesión no ha podido frenarla. Izaro Marchán apenas tiene 12 años, pero ya ha sido cuatro veces Campeona de España de taekwondo y se ha convertido en la alavesa más joven en acudir a un europeo. Ella se resta importancia porque no concibe la vida sin el tatami. «Empecé a practicar taekwondo a los tres años y medio, mi abuelo era aficionado, se lo recomendó a mis padres y me gustó mucho», explica la joven.

Vitoriana de nacimiento y residente en Treviño, Marchán ganó su primer Campeonato de España a los 8 años en Benicasim. «No pensé que llegaría a tener tanto éxito pero empecé a ganar campeonatos y ahora entreno res horas a la semana», apunta Izaro, quien este año ha comenzado el instituto. «Cuando gané mi primer campeonato me puse muy contenta, mis padres están muy orgullosos de mí y en el colegio me dicen que soy la mejor», confiesa.

Además de ejercitarse, a Izaro le gusta ver campeonatos mundiales para prepararse. También tiene un referente femenino que le anima a seguir, el de la taekwondista madrileña Eva Calvo, plata en Río 2016. «Me gustaría llegar a ser campeona olímpica como ella algún día», afirma Marchán, quien asegura que va al Campeonato europeo de cadetes que se celebra del 1 al 3 de octubre en Oropesa del Mar con intención de ganar.

«Como Eva Calvo»

«A veces mi abuelo me enseña los bloqueos que hacía él. En el colegio me preguntan si nos hacemos daño, pero el taekwondo es seguro con protecciones», explica Izaro, quien recibirá el cinturón negro de adultos a los 15 años. Hasta entonces debe lucir su equivalente, con rayas rojas y negras. La joven compite en la categoría de menos de 29 kilos, por lo que debe perder un kilo y medio para participar en el europeo de octubre.

La joven posando con varias de las medallas que ha conseguido.
La joven posando con varias de las medallas que ha conseguido. / BLANCA CASTILLO

«Me gusta pegar patadas, mi favorita es el tiro medio», confiesa antes de hacer una pequeña demostración. Aunque fue lesionada al último campeonato, sus puntos en el ranking de cadetes le permitieron seguir primera y la clasificaron para el europeo. Entre los próximos objetivos de Izaro se encuentran ir a los Juegos Olímpicos de la Juventud de Dakar 2022 y quién sabe si a las Olimpiadas de París 2024. «Este mes entrenaré cinco horas semanales en vez de tres para hacerlo bien en el europeo», promete la taekwondista que también se declara amante de la hípica.