Una lesión en el pie aparta a Elena Loyo del Mundial de maratón de Doha

Elena Loyo piensa ya en recuperarse para afrontar nuevas metas. /EL CORREO
Elena Loyo piensa ya en recuperarse para afrontar nuevas metas. / EL CORREO

La atleta alavesa había sido convocada con España tras su buen registro en la última cita en Hamburgo

Olga Jiménez
OLGA JIMÉNEZ

El sueño de acudir a una cita mundial de maratón tendrá que esperar para Elena Loyo. El infortunio en forma de lesión no permitirá que la atleta de Murgia acuda a Doha a finales de este mes como estaba previsto. Unas «molestias en el metatarsiano del pie izquierdo», según confirmó su club, el BM Atletismo Santutxu, han sido la causa de ser finalmente descartada.

Un golpe duro para la pupila de Martín Fiz que se había ganado a pulso estar en el Mundial, en una nueva internacionalidad, tras su presencia en el Europeo de cross, de maratón en 2018 –donde logró el bronce por equipos tras concluir ella en el puesto 23– y los Juegos del Mediterráneo con un bronce individual en media maratón.

La progresión había sido inmejorable. El pasado abril logró en Hamburgo su mejor marca personal (2:31:14, nuevo récord de Euskadi) y quedarse a 14 segundos de la mínima exigida. Pero la federación, que había endurecido la marca de la IAAF de 2:37:00 a 2:31:00, decidió incluirla finalmente. Ocupaba la posición 53 entre las maratonianas que teóricamente irán a Doha.

«Estoy asumiendo que esto es así y ahora toca recuperarse. Lo primero es estar bien y no darle más vueltas» elena loyo

«Estas cosas pasan. Es muy duro el entrenamiento de esta prueba. Por suerte no me había pasado otras veces, pero estas molestias me privan de acudir a la cita mundialista. Estoy asumiendo que esto es así y ahora toca recuperarse. Lo primero es estar bien y no darle más vueltas», subrayó en declaraciones a EL CORREO.

Nuevos retos

El dolor y la frustración van por dentro. Solo la propia Loyo y su entrenador Martín Fiz saben lo que esto supone. Un revés complicado de digerir tras los grandes esfuerzos que habían llevado a la alavesa a lograr en el cuarto maratón de su vida una marca extraordinaria. «Elena ha hecho todo lo que ha estado en su mano para recuperarse, pero afrontar un mundial en unas condiciones adversas sería someterla a un estado poco saludable, tanto física como mentalmente. Nos da mucha pena porque era una oportunidad para cumplir su gran sueño. Lo mejor ahora es pasar página, descansar y volver fuerte a la competición», reconocía Fiz a este periódico.

«Era una oportunidad para cumplir un gran sueño pero afrontar un mundial en unas condiciones adversas sería someterla a un estado poco saludable» martín fiz - entrenador

El pasado 8 de septiembre la corredora de Murgia participó en la media maratón de Great North Run acabando en el puesto 13 con un registro de 1:14:50. Las sensaciones no fueron del todo buenas. Su pie le dijo basta. Loyo se recupera ya con trabajo de descarga y rodaje en bicicleta. El pie maltrecho le ha pedido descanso. «Ahora tenemos que planificar la temporada. Lo que cambia son los nuevos objetivos. En un principio, la lesión no tendría que dar mucha guerra», aclara Loyo.

Fiz piensa en que su pupila podría llegar a Tokio 2020. «Es cuestión de que se recupere totalmente tanto física como mentalmente y empezar a pensar en elegir un maratón propicio donde lograr la mínima para los Juegos. Por ahí puede dirigirse el nuevo planteamiento. Siempre hay que marcarse metas ambiciosas».