Artes plásticas

Espacios de transición

Una de las obras de Ansareo en la muestra./
Una de las obras de Ansareo en la muestra.

Elssie Ansareo proyecta sus inquietudes más personales en paisajes crepusculares

G. E.

El desconcierto inicial da paso al reconocimiento de las claves usuales en el quehacer de Elssie Ansareo. La fotógrafa mexicana, radicada en Bilbao, despliega nuevos recursos formales para explorar, una vez más, cuestiones íntimas que ella sintetiza como conflictos de vida, amor y muerte. 'Tu nombre está seguro en mi boca' surgió casi sin pretenderlo, según propia confesión, en el transcurso de una residencia en los Países Bajos. La autora descubrió la luz que inspira la pintura holandesa, gamas cromáticas y un paisaje boscoso que resulta especialmente inspirador durante el crepúsculo. También conoció Doel, cerca del puerto belga de Amberes, una pequeña localidad abandonada que parece evocar el abandono y la desolación.

El resultado creativo no fue un trabajo documental, sino una suerte de vampirización de los lugares, convertidos en escenarios propicios para abordar plásticamente inquietudes personales. «He establecido una empatía emocional con un entorno físico que no es mío», confiesa. Esa evocación de lo privado se sugiere mediante la predilección por los lugares periféricos, las luces mortecinas, las luces y sombras, las siluetas en la noche y los reflejos en el agua, que duplican la realidad y la convierten en una suerte de ensoñación.

Los fantasmas que pueblan, literalmente, la exposición, proporcionan las figuras y el contrapunto dramático, en blanco y negro, para hablar de ausencias y vacíos, melancolía y dolor, y, sobre todo, dar cuenta de los tiempos y espacios de paso. «Estoy en una fase de transformación y creo que eso se percibe en las imágenes, que denotan un registro emocional que no aparecía en otros trabajos».

La reflexión se mantiene pudorosa, sin precisar razones y limitando la expresión del componente autobiográfico. «No quiero ir al detalle, porque pretendo encontrar un punto de contacto con los demás», aduce. «Si defines tu sufrimiento, siempre habrá alguien que te supere. Creo que abordar un conflicto personal tiene sentido si se puede compartir con el otro porque todo el mundo carga con sus fantasmas, algo quo no está, algo que se queda en ti o que tú proyectas en otros».

Tu nombre está seguro en mi boca

Artista:
Elssie Ansareo
Espacio Marzana.
Bilbao
Hasta
el 7 de junio