«¡Todos los grupos de punk son supergrupos!», afirman Shöck

Mikel (guitarra), Ritxi (batería), Micky (voz) y Vitxo (bajo)./Lucía de Andrés
Mikel (guitarra), Ritxi (batería), Micky (voz) y Vitxo (bajo). / Lucía de Andrés

El cuarteto mixto italo-bilbaíno amenizará las fiestas de Bilbao dando un bolo gratuito en el Museo Marítimo

Óscar Cubillo
ÓSCAR CUBILLO

Combinando larga experiencia, estética envidiable y el entusiasmo necesario, los cuatro componentes de Shöck se juntaron en septiembre de 2015 en Bilbao y son la vocalista milanesa Micky (también pluriempleada en los rocabilescos y sensacionales Micky & The Buzz) más tres miembros de Los Vibradores (cuarteto de versiones de punk español, tipo TDK, Espasmódicos…).

Los cuatro pueden presumir de bagaje: la vocalista Micky Paiano (empezó en 1995 con la banda ska Giudabasso, en 2001 se unió a la patrulla femenina de punk Bambole di Pezza, desde 2003 a 2012 se ocupó del micrófono en el seno de los madrileños No Relax -con Julitros y Joxemi de Ska-P-, y además ha hecho rockabilly con Micky & Los Adels y cabaret con Missdoppio), el bajista Vitxo (Resistencia fue su primer grupo, con 13 años, y siguió en Kostra Nostra, Mundo Matadero, Bugatti, Toni Metralla y Los Antibalas...; en Los Vibradores es el cantante), el guitarrista Mikel (comenzó en 1995 con Putoasko y ha continuado en Sistema Criminal, Malestar, Mundo Matadero, y desde 2004 con los mentados Vibradores) y Ritxi (batería; Crickbat, Destierro, Represión…).

O sea, que a tenor de sus currículos se puede decir que Shöck son un supergrupo bilbaíno de punk. Han debutado con un disco homónimo grabado en los RockStudios por Carlos Creator.

Su onda cruza a los Sex Pistols con Social Distortion y también se pueden colegir influjos de Tony Metralla & Los Antibalas ('Lluvia negra'), de las guitarras escandinavas ('La trampa') o del siniestrismo de Ana Curra ('Devadasi').

Shöck han actuado hasta en el extranjero (en la Milán de Micky, sí) en una gira que denominan 'Holocastour' y que el martes recalará en la explanada del Museo Marítimo (entrada libre, 20 h, telonea Soma 101, el nuevo grupo de Txarly Usher). Con tal excusa les cedemos el espacio y nos atendieron el martes por la tarde, en la furgoneta, de camino a un bolo en Villarcayo.

- ¿Sois un supergrupo de punk?

- ¡Todos los grupos de punk son supergrupos! Cualquiera no monta una banda y se dedica a recorrer los escenarios con un mensaje que no siempre es del agrado de la gente o de las autoridades. A veces se funciona de forma desinteresada y solidaria, fabricando merchandising propio y dándole salida en garitos, tiendas y conciertos. Se invierten tiempo y dinero en discos con los que sabes que te va costar recuperarlos, si llegas a conseguirlo.

- Bueno, pero que os quiten lo 'bailao'. Aparte de vuestro bagaje previo tocáis en otras bandas, ¿no? Por ejemplo Micky en un grupo rocabilesco.

- En estos momentos Micky tiene un proyecto paralelo de jump blues o rockabilly acelerado que se llama Micky & The Buzz. Y Mikel, Ritxi y Vitxo tenemos desde hace más de quince años un proyecto de versiones que se llama Los Vibradores.

- Ya. ¿Cómo conseguís compaginar tantos grupos si se supone que tenéis curros, quizá familia…?

- Efectivamente, algunos tenemos trabajos con horarios fijos, otros empleos más flexibles, y además proyectos paralelos, colectivos, hobbies, vida social... A veces es muy difícil cuadrar horarios, pero siempre lo logramos. Todo es cuestión de organizarse un poco y tener claras las prioridades.

- ¿Por qué se ha quedado a vivir en Bilbao una italiana como Micky?

- Por amor.

- ¿Por qué os habéis puesto el nombre de Shöck, así con diéresis?

- Buscábamos uno que se entendiese a nivel internacional. Que fuese impactante, breve y con fuerza. Que se alejara de nombres de enfermedades y clichés por el estilo. Tras barajar varios, nos decidimos por este. La diéresis se debe a que nos enteramos de que ya había existido un grupo en Los Ángeles en 1976 con ese nombre, que llegó a editar un par de EPs.

- ¿A qué le cantáis en vuestro debut homónimo? O sea, de que van las letras, que son en castellano, a pesar del apelativo internacional y de la vocalista italiana.

- En el disco hay letras que tratan desde asuntos muy generales y de contenido social, como puede ser la figura de los políticos, el antiespecismo, la explotación laboral, la discriminación sexual, la guerra... Lo hacemos porque consideramos que es importante posicionarse ante ciertos temas. Pero además también hay asuntos muy concretos que consideramos lo suficientemente significativos para plasmarlos en canciones, como pueden ser los suicidios que se dieron en la fábrica de Foxconn de Apple en China, los casos de las niñas 'devadasi' que son obligadas a prostituirse en ciertos templos en la India, o los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki. Pero también pueden encontrarse canciones de inspiración más personal, como el fallecimiento de un amigo y compañero en 'Mundanal ruido' o las experiencias laborales de algún miembro de la banda en 'Mar sin sal'.

- Vaya, buena explicación. Comenta el disco en general, interesa a quien nos lee, que además lo puede oír en YouTube, en Spotify…

- Es nuestro primer trabajo y tiene un diseño muy cuidado en todos sus formatos. Se ha editado en CD y LP, y también se puede encontrar en todas las plataformas digitales. Consta de doce cortes con una composición muy fresca y directa, sin ninguna innovación ni secreto, pero con una potente base rítmica y unas guitarras bastante trabajadas. Todo aderezado con una peculiar voz femenina que le aporta calidez y matices melódicos que quizás es lo que nos diferencia de otras bandas del género. Sin olvidar la gran producción a cargo de Carlos Creator.

- Ya, Carlos Creator es una garantía. ¿Cómo será el concierto de La Nave del martes 21 (20 h, más Soma 201)?

- Será especial por varios motivos. El primero es que nos hace mucha ilusión volver a acudir a la llamada de Txarly (Romero, rector de La Nave 9), quien nos dio todas las facilidades posibles para llevar a cabo la fiesta de presentación del disco allá por abril. Otro motivo es que siempre apetece tocar en la Aste Nagusia por el ambiente que se respira y por la gente que acude. El tercero es que servirá de presentación de Soma 101, el nuevo proyecto de un gran amigo como es Txarly Usher. Y el cuarto y último motivo es que contaremos con la colaboración de una invitada sorpresa que viene desde Italia y que no dejará indiferente a nadie.

- Pinta bien el bolo. O sea que os gusta Semana Grande de Bilbao…

- Nos gustan las fiestas de Bilbao porque son especiales. Hay muchas actividades culturales: teatro, baile, música... Y luego está la labor que desarrollan las txosnas organizando unas fiestas populares, una labor que nos parece encomiable.

- ¿Cómo las viviréis? O sea, ¿qué soléis hacer en fiestas?

- Las viviremos de diferentes formas: trabajando en ellas como técnico de sonido, participando en alguna txosna, ejerciendo de anfitriones... Pero siempre sacando tiempo para disfrutar de algún concierto. Lo que es seguro es que no nos vamos a aburrir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos