Dossis Designs, la moda que tiñe Durango de color y espíritu ochentero

Con sus prendas pretenden transmitir exclusividad, fuerza y glamour /Katrina Isabel Photography
Con sus prendas pretenden transmitir exclusividad, fuerza y glamour / Katrina Isabel Photography

Esta firma es un combo de hombreras, volúmenes, música y diversión que apunta alto dentro y fuera de Bizkaia

María Calvo
MARÍA CALVO

Adentrarse en el universo de Dossis Designs es viajar a un tiempo no demasiado lejano. Es indagar en aquellos años de transgresión en los que se huía de cualquier canon estético establecido y donde el límite de la moda era la diversión. La década de los ochenta es el pilar fundamental sobre el que se cimenta Shine On, la última colección cápsula de esta firma de Durango, capitaneada con pasión por Maialen Illescas. Aunque es graduada en Educación Social, esta joven de 28 años es una enamorada de la moda y el diseño, y cada día lucha por sacar su proyecto adelante. «Todo surge por las influencias de una madre que, al igual que yo, tuvo esta misma ilusión». Hija de modista, creció entre hilos y patrones dejando que la profesión de la que se había empapado desde niña se adueñara de sus proyectos de futuro. «Es una gran diseñadora que ha cosido desde los 18 años sin ningún tipo de reconocimiento, nombre, ni etiqueta. Esa es una de las razones más importantes por las que decidí dar un paso adelante», asegura.

Así nace Dossis, un nombre que esconde tras de sí a otro pilar básico de la firma, su hermana Ianire, sobre la que recae buena parte del peso empresarial. Dossis es la unión de dos palabras, 'Dos' y 'Sis' (el diminutivo de sisters, 'hermanas' en inglés), un apelativo cariñoso que utilizan entre ellas. Junto con su madre, María del Carmen Muñoz, son el símbolo de tres mujeres fuertes al frente de una firma que comienza a despegar sin mayor pretensión, por el momento, que la de disfrutar de lo que mejor saben hacer.

«El mundo en el que vivimos necesita 'mucho espíritu ochentero» / Leire Cavia / Katrina Isabel Photography

Sus propuestas no tienen más techo que sus propias normas y cada una de sus prendas son música para aquellas mujeres que bailan la vida a un ritmo fresco y desenfadado. Si su ropa fuera canción sería A quién le importa, el himno que un día Alaska convirtió en icono, o Bailando, con el que Maialen abrió su primer desfile. «Me encanta hacer un espectáculo divertido y que todo el mundo se vea involucrado». Música de décadas pasadas para inspirar una colección colorista, , que se presentó en la pasarela Fashion Kultur Bilbao. «Apuesto por el hecho a mano, creando prendas únicas, exclusivas, con aire alternativo y matices de glamour ochentero. Un conjunto que hace que una chica Dossis jamás pase desapercibida».

Y eso fue lo que ocurrió, precisamente, con YIMBY Bilbao, una plataforma que ayuda a dar a conocer a los jóvenes talentos y que dio la oportunidad a Dossis Designs de exponer sus prendas durante una semana en un escaparte de la calle Ercilla. «Fue como un chute de energía donde olvidas los momentos duros que tiene este camino y ves que hay gente que apuesta por lo que haces, te valoran y te dan la oportunidad de mostrar tu arte. Siempre estaré muy agradecida a YIMBY y a Zaloa Ferreiro». Y del éxito en Bizkaia al reconocimiento internacional gracias a la editorial . Aunque Mailen asegura ser realista y mantener los pies en la tierra, lo cierto es que ser portada una publicación extranjera te puede conceder la licencia de soñar alto durante unos instantes. En esta publicación italiana se reflejó el espíritu Dossis y todo el esfuerzo que hay detrás de la firma.

Su nuevo 'showroom' se encuentra en un bajo de Goienkalea (Durango)
Su nuevo 'showroom' se encuentra en un bajo de Goienkalea (Durango) / Leire Cavia

El poder de la moda como terapia

Sus prendas pretenden mostrar la fuerza y el brillo de una mujer que pisa fuerte y no cuenta con protocolos ni patrones establecidos. Maialen reconoce que alguno de sus diseños puede resultar difícil para algunas chicas, sin embargo, anima a que arriesguen. De hecho, sí que está notando un cambio de tercio: una vez que se atreven, repiten. «Muchas veces nos llegan mujeres inseguras que después de un 'Dossis' se van con un chute de energía que nos encanta. Por eso, creemos en la moda como terapia».

Sus referentes juegan a caballo entre las iridiscencias de Balmain, a la locura de Jeremy Scott para Moschino, pasando por los colores de María Escoté a las siluetas sinuosas de Lydia Delgado. Giorgia Tordini y Gilda Ambrosio, creadoras de Attico, Pepa Salazar, Miranda Makaroff, Giovanna Engelbert, los 70´s, los 80´s o Studio 54… La lista que inspira los diseños de Dossis podría ser infinita. Sin embargo, la firma se rige por sus propias normas. «No me guío por un patrón estipulado. Cada día es diferente y diseño tal y como me siento y pienso en ese momento».

El resultado son prendas únicas, exclusivas. No hay ninguna igual. Dan importancia a las siluetas rectas, con protagonismo de las mangas y los hombros en diferentes tejidos y volúmenes. «Para nosotras, el tejido lo es todo», afirma. Además, experimentan con estampados propios como vía para lograr un producto aún más único. De ahí su colaboración con Amaia Zaitegi, las manos expertas que están detrás de esos característicos dibujos geométricos que decoran muchas de sus prendas. Por si esto fuera poco, también tienen pendientes XL con los que completar un look 10.

Actualmente, se encuentran en pleno proceso de creación de Divas en la calle, una nueva colección cápsula que se inspira en los cuadros de Eloi Landia. «Es un artista, arquitecto y, sobre todo, amigo, del que cogemos sus obras para estamparlas en nuestras prendas y transmitir así vivencias, injusticias y sentimientos de personas a través de la geometría». Si quieres conocer de cerca su colección, solo tendrás que acercarte a su nuevo showroom, 'Espacio Dossis', un lugar donde moda, vanguardia y optimismo se dan la mano en el bajo de un portal de Goienkalea (Durango).