Bizkaia Dmoda

La artesanía 'boho' de Barakaldo por la que suspiraría Sara Carbonero

Leire Postigo posa con un collar creado por ella misma./
Leire Postigo posa con un collar creado por ella misma.

Leire Postigo es el alma de Indie Maison, firma de accesorios que apuesta por los materiales puros y la dedicación del hecho a mano

Sarai Vázquez
SARAI VÁZQUEZ

Indie Maison es una firma online de accesorios con gran componente artesanal de estilo boho que tiene sello propio 'made in Barakaldo'. Leire Postigo es su corazón y sus manos son prodigiosas para el diseño. En ellas fusiona culturas de distintos rincones del mundo: pasamanerías únicas de la india bordadas a mano de colores intensos, monedas antiguas de Pakistán y apliques étnicos traídos de África y México. Su dedicación no tiene tregua. Cada mañana, desde muy temprano, la emplea en confeccionar cada uno de sus cubre botas, cubre zapatillas, cinturones y sombreros en la robusta mesa color cerezo del estudio que ha establecido en su apartamento. La singularidad de sus productos reside en que no hay nada parecido en el mercado. A su vez, dentro de su surtido, los componentes logran que no se encuentren dos idénticos. «Están trazados detalle a detalle cuidadosamente y el resultado es mágico», asegura. En definitiva, piezas únicas por las que suspiraría la mismísima Sara Carbonero, una abanderada del estilo 'boho'.

El espíritu bohemio acompaña a Leire haga lo que haga. Ibiza la cautivó cuando tan solo era una cría. La isla la inspiró a la hora de hallar su huella en el mundo de los accesorios. La denominación Indie Maison alude a la gran casa hippie. El análisis de un cinturón de macramé con un broche de cristal que adquirió en un comercio exclusivo, la hizo reflexionar y percatarse de que ella misma podría producir artículos con sus propias manos. A pesar de que hayan pasado seis años desde que elaborara su primer artículo, unos cubre botas, lo rememora como si fuera ayer. «A este modelo le tengo mucho aprecio, fueron mis inicios y desde entonces, me ha acompañado siempre. Es por lo que los usuarios reconocen mi firma. Todavía recuerdo el día en el que una muchacha australiana me escribió porque quería conseguir uno», cuenta emocionada.

Quizá esta mujer, vinculada al mundo de la moda desde hace más de veinte años, no se hubiera introducido en esta industria sin su tío Valen, como ella le llama con ternura. Fue su referente y la ayudó a cambiar el rumbo de su vida cuando era solamente una estudiante de Ingeniería Mecánica. «Opté por abandonar el grado, no era mi camino y decidí irme a Alicante donde él era propietario de una empresa de punto. En seis meses aprendí cómo funcionaba una casa textil y hasta protagonicé una editorial en el verano de 1996», recuerda. La muerte de su querido tío marca su vuelta a casa. Un curso en Patronaje Industrial la permitió colocarse como desarrolladora de colecciones en una firma de señora.

Leire Postigo lleva un collar creado por ella misma y unos cubre botas con plumas y abalorios. Abajo, dos de sus diseños para decorar el calzado.

De forma paralela, Indie Maison aflora en 2014 por la necesidad creativa y emprendedora personal de Leire, desde entonces directora creativa de la firma. «Los productos que desarrollaba en mi trabajo no iban con mi estilo», confiesa. Su mano derecha durante el proyecto fue su cuñada Sara, ingeniera de Telecomunicaciones y en sus tiempos libres, encargada del ámbito más técnico de la web. Leire asegura que los accesorios siempre han formado parte de su destino. En primer lugar, cuando trabaja hace años como encargada de accesorios en la tienda Zara de la Calle Elcano de Bilbao y finalmente, dedicándose plenamente a ellos. «El mercado me lo demandaba, había complementos todavía a idear. Además consideraba algo desagradable diseñar prendas cuando estaba desarrollando líneas textiles en otra casa», expresa. En la primera fase inicial del proyecto ambas mujeres no hicieron más que disfrutar con el negocio sin hacer caso alguno a las cuentas.

Sara Carbonero es una gran abanderada del estilo boho. / Instagram

«De mi tío Valen aprendí que los detalles importan»

En el vecindario Leire ha encontrado tremendos aliados desde que camina sola desde el pasado septiembre y vuelca todos sus esfuerzos en su firma. Ese es el caso de Marcelo. Al paso de su comercio en la Calle Ibarra, no duda en saludarlo a través del cristal de su zapatería. «Me ha ayudado mucho desde que el cuero forma parte de mis accesorios. Le digo qué quiero hacer y él me explica como lo tengo que hacer. He tenido que aprender de los especialistas del sector que tenía cerca», aclara.

En Indie Maison los paquetes son preparados con esmero. «Es una de las lecciones que aprendí de mi queridísimo tío Valen, los detalles importan», declara. Cada uno de ellos está acompañado con una cadena de plata con el símbolo de la luna. Además, en la parte exterior añade cuatro estrellas de colores. «Estos símbolos me acompañan en mi vida. Me los tatué hace tiempo. La estrella en la mano derecha y la luna en el pie. Para mi simbolizan los sueños», subraya. El último gesto, viene en forma de dedicatoria. «Escribo a mano, dependiendo del idioma del consumidor, un mensaje de agradecimiento. Me parece algo justo, sin ellos no estaría donde estoy», confiesa.

Entre sus planes, tras el éxito de sus clásicos cubre botas y zapatillas, lanzará esta próxima temporada unas tobilleras que se ajustan a las sandalias. Sus diseños, sin embargo, ya no se cerrarán a complementos. En las próximas semanas la firma ofrecerá tops básicos y faldas que no ganan en detalles para completar el verdadero estilo boho. «A lo que tendré que esperar por el momento es a incluir calzado. Todavía no he encontrado el adecuado», aclara. Mientras tanto, Leire confiesa que como los pedidos sigan subiendo al nivel que lo están haciendo, va a tener que reinventarse. ¿Será Sara Carbonero una de sus futuras clientas?