'Uncharted 4' se cubre de titanio en los premios Fun&Serious

'Uncharted 4', Premio Titamiun al mejor juego del año en Fun&Serious 2016./
'Uncharted 4', Premio Titamiun al mejor juego del año en Fun&Serious 2016.

Las nuevas aventuras de Nathan Drake, el buscador de tesoros más famoso después de Indiana Jones, logra tres galardones al mejor juego del año, mejor BSO y mejor doblaje en el festival de videojuegos, cuya gran gala se celebró ayer en el museo Guggenheim

IÑAKI JUEZ

Todo lo que empieza tiene que acabar, incluida la sexta edición del Fun&Serious Game Festival tras un exitoso fin de semana plagado de interesantes conferencias dedicadas al ocio digital y de intensas partidas con los videojuegos más actuales, realidad virtual incluida, distribuidos en 250 puestos a lo largo y ancho de la Fun Zone. Y todo ello a disposición de los visitantes sin necesidad de salir del Palacio Euskalduna. Pero claro, si hay que despedirse, que sea a lo grande. Y nada mejor que celebrar una gran gala en un marco incomparable como el museo Guggenheim donde en la noche del lunes se repartieron 19 premios Titanium, en honor al material de las deslumbrantes placas que envuelven el futurista esqueleto de la pinacoteca bilbaína, a los mejores trabajos lúdicos del año sobre los que se impuso 'Uncharted 4. El desenlace del ladrón' con tres galardones (mejor videojuego, mejor banda sonora y mejor doblaje), mientras que el título indie 'Oxenfree' fue la gran sorpresa de la noche al hacerse con dos trofeos.

Como en la edición anterior, el atrio del museo Guggenheim acogió una exclusiva gala del ya consolidado festival en la que estuvieron presentes un pequeño número de invitados de excepción formado por grandes personalidades del sector del ocio digital que durante los últimos días han estado en la capital vizcaína compartiendo toda su experiencia con las jóvenes generaciones que comienzan su andadura en la difícil y competitiva industria de los videojuegos a través de las charlas y mesas redondas. Precisamente, en los considerados ya como los Oscar de los videojuegos se reconoció la trayectoria profesional de algunos de ellos como Yuji Naka, padre de Sonic, Warren Spector, creador del inolvidable 'Deus Ex', y su alumno aventajado Harvey Smith, director de la fabulosa saga 'Dishonored'. También acudieron a la ceremonia personalidades de todos los ámbitos de la sociedad vizcaína para entregar varios galardones como el jugador de baloncesto Mumbrú, la futbolista del Athletic Erika Vázquez, el diputado de Industria, Imanol Pradales, el alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, y el director del Guggenheim, Juan Ignacio Vidarte.

La ceremonia comenzó a ritmo de txalaparta con el grupo Oreta TX, que hizo una genial y potente versión de 'Tubular Bells' con label vasco y que puso la BSO durante la gala. Como padrino y presentador de la misma, repitió Toni Garrido, el productor mallorquín y exreportero de 'Caiga quien caiga', que, gracias a su gran sentido del humor, logró arrancar la sonrisa de los asistentes y de los usuarios de elcorreo.com que pudieron seguir la retransmisión en directo del evento. «Estamos aquí para repartir felicidad, por eso esta gala se hace antes de la Lotería de Navidad», dijo divertido. Eso sí, no estuvo solo. Le acompañaba Itziar Atienza, la actriz vasca conocida por su participación en el programa de humor 'Vaya Semanita' y en la película 'Ocho apellidos vascos', que también demostró sobre el escenario sus innegables dotes para la comedia.

Gala golfa

Pero Garrido y Atienza no fueron los únicos presentadores de la noche. Los conocidos 'youtubers' Chincheto y Tonacho, famosos por sus hilarantes vídeos sobre videojuegos, se encargaron de conducir la llamada gala golfa, un evento en paralelo al oficial, mucho más desenfadado y gamberro que hizo las delicias de los gamers que llenaron el auditorio del Guggenheim. Como el año pasado, se sucedieron las conexiones entre ambas ceremonias en los que el cachondeo del acto alternativo servía de genial contrapunto a la seriedad del oficial, lo que provocaba la carcajada entre los invitados a ambas fiestas.

Lista de premiados

Mejor juego: 'Uncharted 4'.
Mejor diseño artístico: 'Dishonored 2'
Mejor guión 'Watch Dogs 2'
Mejor diseño de juego: Dark Souls 3
Mejor videojuego revelación: 'Oxenfree'
Mejor BSO: 'Uncharted 4'
Mejor idea original: 'Oxenfree'
Mejor doblaje: Roberto Encinas ('Uncharted 4')
Mejor juego independiente: 'Inside'
Mejor juego deportivo: 'Fifa 17'
Mejor juego de conducción: Forza Horizon 3
Mejor juego familiar/social: 'Pokemon Go'
Mejor desarrollo nacional: Anima
Mejor Serious Game: 'Incibe'
Mejor proyecto universitario: 'Intruders: Hide and Seek'
Premios honorarios: Yuji Naka, Warren Spector y Harvey Smith,
Premio a toda una saga: 'Civilization'

Y, entre bromas y puyas de los presentadores de la gala B, «de barata a cargo de dos ejemplos de reinserción social fallida», según Garrido, y la conducción, según Chincheto y Tonacho «aburrida y llena de topicazos del periodista», alguna sorpresa, como el estreno mundial de un trailer de la película 'Assassin's Creed' con Michael Fassbender de protagonista. Acto seguido, comenzaron a repartirse los premios a los mejores videojuegos del año en las distintas categorías. 'Uncharted 4. El desenlace del ladrón' (Naughty Dog), que partía nada más y nada menos que con seis nominaciones, se llevó tres galardones, incluido el premio gordo de mejor juego del año, entregado después de un espectacular montaje donde se combinaban imágeneses digitales con reales, convirtiéndose así en el gran triunfador de la noche.

A Nathan Drake, el buscador de tesoros más famoso después de Indiana Jones, le ha sentado de maravilla el paso de la PlayStation 3, donde sus primeras tres entregas ya destacaban por su enorme calidad, a la PS4, en lo que para muchos es el mejor título de toda la saga por la profundidad de su guión cinematográfico. Por tanto, no resulta nada extraño que debido a su puesta en escena típicamente holliwoodiense se haya hecho merecedor del titanium a mejor BSO, obra del compositor Henry Jackman, un elemento cada vez más valorado por la crítica y los amantes de los videojuegos, donde competía con juegazos de la talla de 'Quantum Break', 'Doom' y 'Gears of War 4'. También Roberto Encinas, el actor que da vida al famoso aventurero, recibió su merecido premio a mejor doblaje.

'Inside', mejor juego indie

Menos suerte tuvo 'Inside' (PlayDead), que solo logró uno de los cinco galardones a los que aspiraba. Pese a todo, una auténtica proeza tratándose de un título de un pequeño estudio danés, aunque ya con un gran prestigio sobre sus espaldas gracias a la impactante 'Limbo', su ópera prima. Por lo menos, este vistoso juego de plataformas con puzzles incluidos, tremendamente adictivo gracias a su profundo guión existencialista que cuenta la historia de un niño que trata de encontrar su propia personalidad en una sociedad que no admite cabos sueltos, recibió el premio a mejor juego indie.

En esa categoría, 'Inside' luchaba con otras joyas de la escena independiente como 'Virginia', 'Firewatch', 'Hyper Light Drifter', 'Superhot' y 'Oxenfree', su gran competidor. Precisamente, el primer título de la compañía estadounidense Night School, una apasionante aventura de misterio protagonizada por un grupo de adolescentes que se tienen que enfrentar a extraños sucesos durante una escapada de fin de semana, logró nada más y nada menos que dos galardones a mejor juego revelación y mejor idea original por sus innovaciones en este apartado. Por todo ello, se convirtió con todo merecimiento en la gran sorpresa de la noche al ser el segundo juego con más trofeos titanium de la sexta edición del Fun&Serious.

Ambos títulos indies galardonados compartían nominaciones en las diferentes categorías con superproducciones de la talla de 'Dishonored 2' (Arkane Studios-Bethesda) y 'Dark Souls 3' (From Software). En el primer caso, se trata de una aventura de acción y sigilo en primera persona ambientada en un reino de fantasía medieval. Protagonizada por Corvo Attano y Emily Kaldwin, cada uno con sus propios estilos de combate, cuenta con una trama plagada de conspiraciones al mejor estilo de 'Juego de Tronos', además de una impactante belleza gráfica, lo que la hizo merecedor del trofeo a mejor diseño artístico. Precisamente, Harvey Smith, su director, recibió uno de lo premios honoríficos del festival por esta saga considerada ya de culto y su vanguardista trayectoria en Origin, donde trabajó con el también galardonado esta noche Warren Spector y con otra leyenda del mundo de los videojuegos, Richard Garriot.

Fuerza narrativa

Y en el segundo caso, los japoneses de From Software lograron con esta magistral tercera parte de uno de los títulos de rol más hipnóticos y complejos de los últimos años el galardón a mejor diseño de juego. 'Dark Souls 3' vuelve a introducirnos de lleno en un universo estilo dragones y mazmorras con una historia dotada de gran fuerza narrativa gracias a su carga simbólica. Otro de los éxitos del año que el Fun&Serious Game Festival no quiso dejar pasar.

También contaba con tres nominaciones otro de los pesos pesados en la gran cosecha de videojuegos obtenida en este año que ya acaba. 'Watch Dogs 2', de Ubisoft que también recibió el aplauso del público por sus 30 años de existencia es, por derecho propio, otro de los títulos clave de 2016 gracias a las adictivas y desenfadadas aventuras del hacker de buenas intenciones Marcus Holloway y sus inadaptados amigos en la ciudad de San Francisco. Esta joya del género sandbox, donde la libertad del jugador a la hora de explorar la ciudad es casi más importante que hacer una determinada misión en un tiempo determinado, se hizo con el galardón a mejor diseño narrativo/guión.

Y no nos olvidemos de los premios de categorías más específicas para que todos los géneros lúdicos estuvieran representados en una gala donde las buenas producciones, sin distinciones de plataforma o temática, tienen cabida. Es el caso del galardón al Mejor Juego Familiar/Social, donde 'Pokemon Go' se impuso a otros exitazos para aficionados de todas las edades como 'Just Dance', 'Just Sing', o 'Lego Dimensions' y 'Ratchet & Clank'. Y es que el Fun&Serious Game Festival no ha querido dejar pasar la ocasión de reconocer al bombazo del año creado por Niantic, que desató una auténtica locura en todo el mundo con millones de personas echándose a la calle con sus dispositivos móviles para tratar de capturar a alguna de las fantásticas criaturas de Nintendo ayudándose de la realidad aumentada.

'FIFA 17' golea en los Fun

También estuvo de lo más reñido el premio a mejor juego deportivo donde el aclamado 'FIFA 2017' (EA Sports), una de las sagas futbolísticas más queridas entre los amantes del fútbol cibernético, derrotó a auténticos nombres propios del género de la talla de 'NBA 2K17' (2K Sports), 'PES 2017' (Konami), su histórico adversario en el campo de los simuladores balompédicos, y 'F1 2016' (Codemasters). Precisamente, este último título también estaba nominado en la categoría de conducción junto a 'Asseto Corsa' (Kunos) y 'Forza Horizon 3' (Microsoft) que fue finalmente el que terminó llevándose el titanium en esta categoría sobre cuatro ruedas.

Y además de la lluvia de titaniums a lo mejor de la industria digital en 2016, en la que también hubo cabida para premios más 'serious' como el que recibió 'Incibe', en la gala también se rindió homenaje a una de las grandes sagas de la industria de los videojuegos como es 'Civilization', cuya primera entrega creada por Sid Meier que hace justo 25 años revolucionó el género de la estrategia y que dio las gracias al festival a través de un vídeo. No menos importante fue la contribución de Warren Spector, que acudió a Bilbao para recoger su premio honorífico a una carrera de más de 30 años haciendo juegos magistrales como 'Deus Ex' o 'Thief' que han supuesto un antes y un después en la historia del considerado octavo arte, y que recibió la cerrada ovación de los presentes cuando subió al escenario visiblemente emocionado.

Pero, sin duda, el momento más emotivo de la noche fue cuando Yuji Naka, el padre de Sonic, recibió el galardón honorífico con los invitados del atrio del museo Guggenheim puestos en pie. El diseñador del erizo azul más veloz de todos los tiempos, mascota oficial de Sega en contraposición al Mario de Nintendo y uno de los iconos de la cultura popular del siglo XX, agradeció tal distinción a todos los presentes «cuando se cumplen 25 años de la creación de un personaje al que hemos podido mantener vivo todo este tiempo gracias al cariño de todos ustedes». «Espero que este reconocimiento me sirva de energía para seguir creando juegos de este tipo», agradeció. Y es que el programador japonés ya forma parte de la historia del videojuego, al igual que la sexta entrega de Fun&Serious Game Festival, cuyos responsables con su director, Alfonso Gómez al frente, ya preparan la edición del año que viene.