Herido grave tras empotrar su coche contra un camión averiado en Santo Domingo

Imagen del coche tras ser accidentado en Santo Domingo. / LUIS CALABOR

El violento impacto se concentró en el lateral del conductor, liberado por los Bomberos de Bilbao de entre un amasijo de hierros

JOSÉ DOMÍNGUEZ

Un hombre de 48 años resultó herido de gravedad ayer tras empotrar el monovolumen que conducía contra un camión que se había quedado parado por una avería en la carretera de Santo Domingo en dirección a Bilbao. La virulencia del impacto fue tal que el lateral del 'Nissan Serena' quedó destrozado y tuvo que ser rescatado por los bomberos antes de ser evacuado en una ambulancia medicalizada a Urgencias del hospital de Cruces. En la noche del lunes permanecía ingresado en el área de estabilización para determinar el alcance de sus lesiones, «pero en estado consciente». La jornada en las carreteras vizcaínas incluyó otro accidente de tráfico en Erandio entre tres turismos que se saldó con el traslado de cuatro personas tanto al centro sanitario de Barakaldo como al de Basurto.

El siniestro en la capital vizcaína se produjo apenas pasadas las cinco de la tarde. La víctima estaba a punto de llegar al alto de Santo Domingo, en la BI-631, cuando le sorprendió la tragedia. Un camión se había quedado parado en uno de los dos carriles del vial poco antes de la gasolinera. Otros coches pudieron esquivarlo, pero al monovolumen no le dio tiempo y embistió al transporte pesado. El habitáculo del conductor quedó destrozado, y el herido, atrapado entre un amasijo de hierros que obligaron a los Bomberos de Bilbao a emplear su equipo de desencarcelación para liberarle.

La calzada quedó totalmente cortada al tráfico hasta que las grúas llevaron el camión a la cercana estación de servicio, lo que generó grandes retenciones. Pasadas las 18.30 horas la Policía Municipal reabría un carril y el vial recuperaba la normalidad 30 minutos más tarde.

Cuatro heridos en Erandio

Poco antes, a las dos y veinte de la tarde, SOS Deiak recibía un aviso de otro accidente múltiple, en este caso en la BI-735 a la altura de Erandio. Según informó el Departamento de Seguridad, un conductor perdió el control de su turismo por causas que se investigan e invadió el carril contrario justo cuando venían otros dos automóviles. La colisión fue lateral, lo que ayudó en gran medida a reducir las consecuencias del siniestro. Al margen del estado de los vehículos, cuatro personas -dos mujeres de 44 y 50 años y dos varones de 59 y 25-, tuvieron que ser trasladadas en ambulancia a los hospitales de Cruces y Basurto, pero «con heridas de carácter leve».

Las afecciones al tráfico, sin embargo, sí acabaron siendo de consideración. La Ertzaintza tuvo que cortar por completo el vial, con un carril por cada sentido de circulación, y desviar el tráfico por la carretera BI-711, que une Bilbao y Getxo por la orilla de la ría, lo que generó colas de más de dos kilómetro. A las 15.51 horas se retiraban los vehículos de uno de los carriles y se permitía el paso alternativo en ambas direcciones, hasta que ya, pasadas las cuatro, los servicios de limpieza despejaban por completo la calzada.

NOTICIAS RELACIONADAS

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos