El obispo emérito de Callao muere en Bilbao

Monseñor Miguel Irízar. /Diócesis de Bilbao
Monseñor Miguel Irízar. / Diócesis de Bilbao

Monseñor Miguel Irizar ha fallecido con 84 años

EL CORREO

Monseñor Miguel Irizar, obispo emérito de Callao, en Perú, falleció ayer a los 84 años en la comunidad Pasionista de Deusto, en la que residía desde 2015. Según informó el Obispado de Bilbao, el funeral del religioso guipuzcoano, natural de Ormaiztegi, se celebrará hoy en la parroquia de la Pasión y San Felicísimo del barrio bilbaíno. «Aunque durante los últimos años su salud se había resentido de su fortaleza», los compañeros de Irizar le recuerdan como «una persona optimista y cercana», que realizó «una labor pastoral fructífera», destacó ayer el Obispado en un comunicado.

Ordenado sacerdote en 1957, en el santuario de Aránzazu, llegó a Perú tres años después y allí permaneció más de 50, 17 de ellos en la selva, junto a los indígenas. Promovió la creación de nuevas parroquias y formó seminaristas de otras jurisdicciones en los dos seminarios diocesanos del Callao. El Papa Pablo VI le nombró Obispo Misionero del Vicariato de Yurimaguas (provincia del Alto Amazonas) y fue consagrado obispo el 25 de julio de 1972.