Madrid rechaza la consulta a los barrios sobre la segregación de Usansolo

En 2014 se realizó una consulta popular sobre la segregación de Usansolo/
En 2014 se realizó una consulta popular sobre la segregación de Usansolo

Estaba prevista el 11 de noviembre y era un paso previo al inicio del proceso para desanexionarse del municipio de Galdakao

ASIER ANDUEZA GALDAKAO.

El Consejo de Ministros no autoriza la consulta popular prevista por el Ayuntamiento de Galdakao en los núcleos poblacionales colindantes con Usansolo. Este debía ser un paso previo a la futura consulta sobre la segregación de este barrio para formar un nuevo municipio, que ahora queda sumida en la incertidumbre.

El Gobierno del Estado rechaza la pregunta que se quería realizar a estos núcleos -Puentelatorre, Labea, Labeaga, Urazka, Arteta, Ordañe, Lekue, Lekubaso y Gorosibai- «ante la inexistencia de documento público algunos que determine los límites exactos» de Usanasolo. El Ayuntamiento tenía previsto preguntarles a partir del 11 de noviembre, tal y como aprobaron el pasado febrero el ejecutivo municipal formado por PNV y PSE.

El anuncio realizado ayer por el Consejo de Ministros cayó como un jarro de agua fría en el seno del equipo de gobierno local. «Nos hemos visto sorprendido por esta noticia. Nadie nos ha comunicado nada de forma oficial. Que menos que siendo parte implicada, nos hubieran informado», lamentaban fuentes municipales.

En Usansolo Herria, el partido político creado para luchar a favor de la independencia del actual barrio para que sea un nuevo municipio de Bizkaia, tampoco habían recibido ninguna notificación oficial. Pero desde hace meses no esconden su temor a que una respuesta negativa de Madrid pudiese paralizar el proceso, como ocurrió en la consulta que se realizó hace poco en el vecino municipio de Basauri sobre futuros planes urbanísticos.

La segregación de Usansolo se ha llevado a los juzgados en dos ocasiones. La última dieron la razón al Consistorio al no ver ilegal la composición que se hizo de la comisión paritaria creada para encaminar el proceso que, sin embargo, lleva casi un año sin reunirse.

La primera fue en 2012, cuando Usansolo Herria recurrió la Norma Foral de Demarcaciones Territoriales. Entonces, el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco no atendió la petición de modificar el documento, pero finalmente la Diputación cambió esta ley y ya permite, como reclamaba la agrupación vecinal, la creación de nuevas localidades en el territorio histórico.