Medio siglo no es nada

Mikel Larrea, Isabel Celaá, Iñigo Ucín, Iñigo Urkullu y Agustín Markaide. /Maika Salguero
Mikel Larrea, Isabel Celaá, Iñigo Ucín, Iñigo Urkullu y Agustín Markaide. / Maika Salguero

Más de 400 personas asistieron, en el Azkuna Zentroa a la celebración del 50 cumpleaños de Eroski

TXEMA SORIA

Ha pasado medio siglo desde que en 1969 siete cooperativas de consumo unieran sus fuerzas con el objetivo de trabajar en común y de este modo abaratar todo tipo de operaciones, lo que redundaría en beneficio de la sociedad. En esa integración, cuyo resultado fue el nacimiento de Eroski, los trabajadores se integraron en el nuevo proyecto como socios cooperativistas. Ayer se celebró en el auditorio del Azkuna Zentroa, con la presencia de más de medio millar de personas, el 50 aniversario de su existencia. Poco antes de las seis de la tarde comenzaron a llegar los invitados al evento, entre ellos Arantxa Tapia, consejera de Promoción Económica del Gobierno vasco; María Jesús San José, consejera de Trabajo y Justicia; Sonia Pérez, consejera de Comercio, Turismo y Consumo; Bakartxo Tejeria, presidenta del Parlamento Vasco; Ana Otadui, Eider Mendoza y Pedro Elósegui, presidentes de las Juntas Generales de Bizkaia, Gipuzkoa y Araba respectivamente; Jesús Loza, delegado del Gobierno; Imanol Pradales, diputado de Desarrollo Económico y Territorial de Bizkaia; Elena Unzueta, diputada de Sostenibilidad y Medio Ambiente de Bizkaia; Eduardo Aguinaco, diputado de agricultura de Álava; los viceconsejeros Isabel Muela, Bittor Oroz y Jon Azkue; y la concejal bilbaína Gotzone Sagardui. Pocos minutos antes de diera comienzo el acto llegó el lehendakari, Iñigo Urkullu, acompañado por Isabel Celaá, ministra de Educación; Agustin Markaide, presidente de Eroski; Leire Mugerza, presidenta del consejo rector; Mikel Larrea, secretario general de la entidad; e Iñigo Ucín, presidente de la Corporación Mondragón. El acto comenzó con la interpretación de un tema musical por parte de la cantante Izaro. Tras ella salieron al escenario una treintena de personas, algunas jubiladas tras haber cumplido su periplo laboral y otras recién incorporadas, en cuyo nombre intervinieron Desiderio Fernández, que explicó a la concurrencia que hace 50 años, cuando nació la cooperativa, todos trabajaban las horas que hiciera falta con el fin de levantar aquella iniciativa, y Naira González, recién incorporada a la empresa. El acto fue presentado por la televisiva Ane Igarteburu -lucía espectacular conjunto rojo-, quien confesó que su primer trabajo fue en la tienda Eroski de su Elorrio natal. Markaide señaló en su intervención que 'la misión de Eroski es mejorar la salud y bienestar de la ciudadanía y que ello sea compatible con un consumo cada vez más responsable y sostenible'. Al evento acudieron Mikel Torres, alcalde de Portugalete; Juan Emilio Andrades, Andoni Ortuzar, líder del PNV, Joseba Aurrekoetxea, el popular Carmelo Barrio, Maddalen Iriarte, Vicente Atxa, rector de Mondragon Unibertsitatea; Roberto Larrañaga, presidente de Confebask; Eduardo Junkera, presidente de Adegi; José Miguel Ayerza, Guillermo Dorronsoro, Xabier Egibar, director general de Laboral Kutxa, Garbiñe Biurrun, Carolina Pérez Toledo, Constan Dacosta, Isidro Elezgarai, presidente de Unicef en el País Vasco, José Luis Larrea, Antonio Muñoz, Gabriel Otaola, José Ramón Bustillo, Sonia Ortubai, Marta Carazo, Fernando Querejeta, Álvaro Rey, José Ángel Corres, Javier Ormazabal, Enrique Portocarrero, Juan Carlos Landeta, Alfredo Sánchez, director comercial de EL CORREO, Mikel Renteria, Iñaki Alzaga y Fernando Pérez, director del Azkuna Zentroa.