Los migrantes ahondan en la lengua vasca

Migrantes y mayores que acuden a los cursos que ofrece el euskaltegi de Amorebieta. / N. CAYADO
Migrantes y mayores que acuden a los cursos que ofrece el euskaltegi de Amorebieta. / N. CAYADO

Una veintena de extranjeros residentes en Amorebieta se inscribe en el euskaltegi, que también alfabetiza a otras tantas personas mayores

NAHIKARI CAYADO AMOREBIETA-ETXANO.

«Decidí aprender euskera porque he descubierto que los menores aquí aprenden antes a hablar la lengua vasca que el castellano, por lo que creo que es básico para comunicarme con ellos», apuntaba ayer Mónica Schiavolin. Esta joven italiana, profesora de inglés en un centro zornotzarra, apenas lleva un año residiendo en Amorebieta-Etxano, pero se considera una enamorada de la cultura vasca y ha optado por acudir al euskaltegi dentro del programa AISA. Alrededor de una decena de migrantes han decidido apuntarse y beneficiarse de este servicio que cada año capta más adeptos. Esta cifra se suma a la docena de personas extranjeras que continúan su andadura en el eukaltegi.

«Este es el primer año y la verdad es que estoy muy contenta. Me gusta mucho la compañía de clase y el calor de la maestra», recalcaba Carolina Sánchez. Esta zornotzarra, de origen colombiano, asegura haberse animado a dar este gran paso para «ayudar a mis hijos con los deberes». Ambas mujeres coincidían en que el euskera, como idioma, les resulta «bonito y muy curioso». Para la italiana Schiavolin «ha sido un gran descubrimiento que hemos hecho tanto mi marido como yo. Él lo está aprendiendo en la empresa donde trabaja».

La ciudadanía de más edad tampoco quiere perderse esta cita con la lengua vasca, porque además de «ampliar horizontes» a una mayoría les facilitará «la comunicación con los nietos». Hasta el momento, 18 seguirán este curso en el euskaltegi, pero el plazo de inscripción se mantiene abierto. Las personas interesadas podrán acudir a una charla que se celebrará el 10 de octubre en el Nagusia Aretoa a las seis. Desde el euskaltegi anuncian que el objetivo de esta sesión no es otro que el de crear un tercer grupo, al tiempo que también les gustaría contar con un colectivo de euskaldun-zaharrak.

Las puertas del euskaltegi azornotzarra abrirán en octubre para atender la demanda de Nagusia y de AISA, colectivos a los que se adherirán el sector de los comerciantes, los hosteleros y los progenitores. Para todos ellos, el plazo de inscripción continúa abierto hasta el próximo mes.

El alcalde de la localidad, Andoni Agirrebeitia, aseguraba ayer que «el Ayuntamiento ha puesto unas herramientas para que vosotros os podáis acercar al euskera, pero no valen de nada sin vuestro trabajo e implicación».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos