Lío macedonio

El jugador Stojance Stoilov./
El jugador Stojance Stoilov.

Cuatro personas dan una paliza a Stojance Stoilov, jugador del Vardar, quien no quiso hacerse un 'selfie' con ellas. Eran las cuatro de la madrugada

ROBERT BASIC

Vaya por delante que me importa un carajo lo que haga un profesional de balonmano a las cuatro de la mañana y en su día libre, siempre y cuando se ajuste a las mínimas condiciones de buen comportamiento y dignifique el escudo que defiende en su jornada laboral. Estaría bien que ejercieran de modelos de conducta para los más jóvenes, que fueran el espejo en el que mirarse, pero son deseos un tanto pueriles cuyo cumplimiento depende de la personalidad y la forma de ser del deportista, que cambian como los tiempos. Por eso me dejó mosca una noticia que llegaba esta semana de Macedonia, concretamente de Skopje, su capital, donde el jugador del Vardar Stojance Stoilov fue agredido por un grupo de jóvenes tras haberse negado a hacerse un 'selfie' con ellos. Estaba con un compañero de la selección y un amigo futbolista y se llevó una auténtica paliza, que derivó en correspondientes denuncias y también críticas por parte de la afición del conjunto macedonio, que no entiende qué hacía a esas horas en la calle la mole de Stoilov.

De acuerdo con la versión de los deportistas, eran las cuatro de la mañana cuando decidieron desayunar algo -sí, desayunar- en una tienda especializada en panecillos llamada 'Silbo'. Entonces un grupo de cinco personas se acercó a Stoilov con la intención de hacerse unas fotos, petición que declinó el pivote del Vardar, equipo en el que juegan los internacionales españoles Arpad Sterbik, Álex Dujshebaev y Jorge Maqueda y lo entrenan Raúl González y David Davis. La negativa del macedonio enfureció a esta cuadrilla, que empezó a insultarle y salió del local. Pero lejos de marcharse, le esperaron fuera y desencadenaron la pelea. Cuando el jugador y sus acompañantes se montaron en sus coches -iba con el futbolista Nikola Tripunovski y con el extremo internacional Dejan Manaskov- los 'cazaselfies' les tiraron bloques de cemento.

Stoilov, una mole de 1,91 y 110 kilos de peso, se bajó -también sus amigos- y fue entonces cuando recibió una auténtica paliza. Le llovieron puñetazos y patadas y, tras cinco días de convalecencia, las heridas aún son visibles en el rostro y el cuerpo del jugador macedonio. Fue él mismo el que presentó la denuncia y tras la correspondiente investigación la Policía ha identificado a dos de los cinco agresores. Uno de ellos, de 33 años, ta está imputado y pendiente de comparecer ante el juez. En Skopje se habla todavía de este suceso y quien más quien menos tiene su teoría sobre lo sucedido. Todo el mundo condena la agresión y la pelea, pero existe un debate abierto acerca de cuál debería ser el comportamiento de un deportista de élite y su papel en la sociedad.

Conviene recordar que el Vardar es uno de los clubes más reputados del país y que ha armado una plantilla de lujo para luchar con garantías en la Champions. Uno repasa los miembros del primer equipo y, además de los españoles, se encuentra con gente tan importante como el croata Igor Karacic, los rusos Gorbok y Dibirov, el propio Dejan Manaskov, el serbio Toskic y hasta hace nada Blazenko Lackovic, que acaba de fichar por el Kiel. Un auténtico equipazo que dará mucho de qué hablar en las pistas, aunque el escándalo de Stoilov le ha dado una popularidad extra que jamás hubiera deseado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos