Condenan a 6 años a los dos menores que mataron a los ancianos en Otxarkoaga

Uno de los menores condenados, en un registro. /Fernando Gómez
Uno de los menores condenados, en un registro. / Fernando Gómez

El tercer chaval, acusado de cooperador necesario, ha sido absuelto. La Diputación deberá pagar, junto con los padres de uno de ellos, 69.000 euros a la familia de las víctimas

Ainhoa De las Heras
AINHOA DE LAS HERAS

El caso más grave de la historia reciente del crimen protagonizado por menores en España ya tiene condena. Nueve meses después de unos hechos que conmocionaron a la opinión pública se ha hecho justicia. Los chicos de 14 años acusados de matar a comienzos de año a Lucía y Rafael, una pareja de octogenarios, en su piso del barrio bilbaíno de Otxarkoaga, deberán permanecer durante seis años internados en el centro cerrado de Zumarraga como culpables de dos homicidios -la Fiscalía quería que fueran calificados de asesinatos-, además de otro delito de robo con violencia. Se trata de la pena máxima que prevé la Ley del Menor para jóvenes infractores de entre 14 y 15 años. Además, se les condena también a tres años de libertad vigilada. La sentencia no distingue ningún grado de autoría: les considera corresponsables del doble crimen pese a reconocer que uno de los chicos no tuvo contacto directo con las víctimas, según el resultado de las pruebas de ADN practicadas por la Policía Científica de la Ertzaintza.

Ambos treparon por la tubería hasta una ventana del segundo piso en el número 16 de la calle Zizeruena, entre las nueve y las diez de la mañana del pasado 18 de enero, con intención de robar. Una vez dentro se encontraron con Lucía y Rafael, de 87 años. El hombre murió a causa de los golpes en la cabeza perpetrados por un objeto contundente y la mujer de una puñalada en el corazón. Los dos chicos asumieron los hechos en el juicio, celebrado entre el 13 y el 21 de septiembre pasados, aunque uno de ellos negó que hubiera matado a los ancianos. A ambos se les descontarán los nueve meses de internamiento que ya han cumplido como medida cautelar.

LA CLAVE

6
años de internamiento es la pena máxima que prevé la Ley del Menor para la horquilla de 14 a 15 años por dos delitos graves.
Absolución
El adolescente exculpado quedó en libertad el pasado martes, antes de notificarse el fallo

Recurso

Lo más sorprendente de la sentencia dictada por el juzgado de menores es la absolución del tercer implicado, un adolescente de 16 años al que la Fiscalía acusaba de ser cooperador necesario en el robo y los asesinatos por planificar el asalto. Según la fiscal, que pedía 10 años de internamiento, la mayor pena prevista para su edad, el joven, vecino de las víctimas, señaló a sus dos colegas el objetivo. De hecho, le acusaron de ser el instigador del robo, lo que él siempre ha negado. Así, queda exonerado de toda responsabilidad penal. Antes de ser notificado el fallo a las partes, este joven ya quedó en libertad el pasado martes.

La sentencia concede una indemnización a la familia de las víctimas de 69.00 euros, por debajo de lo que solicitaba la acusación particular, al aplicar al caso el baremo de víctimas de accidentes de tráfico. Uno de los dos menores condenados estaba tutelado por la Diputación vizcaína en el momento de los hechos, aunque llevaba meses huido de un centro. Así, la resolución señala que la institución foral deberá hacer frente hasta un 75% de esa cuantía, de forma solidaria con los padres del otro menor, que probablemente serán declarados insolventes. La sentencia puede ser recurrida ante la Audiencia de Bizkaia y todo apunta a que alguna de las partes así lo hará.

La misma pena que para el homicida de 'Urren'

El juez ha aplicado la misma pena de internamiento que recientemente se le impuso al autor del homicidio de 'Urren', aunque en ese caso el joven tenía 16 años en el momento de los hechos. La Ley del Menor castiga con penas mayores cuanta más edad tenga el condenado. En ese caso también se añadían tres años de libertad vigilada. De 43 años, casado y con un hijo de corta edad, el exfutbolista de Amorebieta fue asaltado en la calle Navarra la víspera de Nochebuena por dos chicos, uno de ellos de 13 años, inimputable. El mayor le dio una patada que le derribó y se golpeó la cabeza contra el suelo. La sentencia fijó una indemnización de 60.000 euros para la familia.