«Si el chico de Getxo se suicidó por acoso, hay que revisar el protocolo», dice Amnistía Internacional

El portavoz de Amnistía Internacional Álex Somovilla./EFE
El portavoz de Amnistía Internacional Álex Somovilla. / EFE

Alerta de que «miles» de situaciones de 'bullying' quedan «ocultas», reclama «implicación» a los colegios y que se informe a Inspección de todos los casos

Marta Fdez. Vallejo
MARTA FDEZ. VALLEJO

Amnistía Internacional (AI) ha lanzado este sábado una alerta sobre la necesidad de poner en marcha herramientas más «eficaces» y una mayor implicación de los colegios y de la Administración para luchar contra el acoso escolar. «Es un problema muy grave de derechos humanos y tienen que tomarse todas las medidas adecuadas para que no ocurran situaciones que puedan desencadenar en un suicidio», ha valorado el portavoz de la entidad, Alex Somovilla, en referencia directa al caso del menor que se quitó la vida en Getxo. Ha destacado también que si la muerte del chico de 13 años está relacionada con el 'bullying' que denunció su familia en el colegio, es que «las medidas evidentemente han fallado y tendrían que revisarse».

Esta entidad ha presentado en Vitoria su informe 'Hacer la vista... ¡Gorda!' sobre el 'bullying', en el que se pone de manifiesto que «son miles» los casos que «permanecen ocultos», ya que ni los protocolos escolares ni otros mecanismos que se ponen al alcance de los niños para pedir ayuda están dando resultados positivos. Advierte de que son necesarias otras vías de contacto para denunciar. «Deben estar mejor adecuadas a la sociología de la infancia y la juventud» para que los niños puedan relatar el drama que sufren. Cita, en concreto, la posibilidad de usar las redes sociales que dominan los adolescentes para facilitar las denuncias.

Somovilla ha resaltado también la urgencia de revisar los protocolos de actuación en los colegios para que sean «realmente efectivos». El informe revela que cada centro escolar «adopta pasos diferentes» y «tampoco parece» que esos protocolos «sean muy conocidos» por familias y alumnos a pesar de que existen unas directrices por parte de las comunidades autónomas.

Formar a profesores

Durante la charla en Vitoria, el experto de Amnistía Internacional ha destacado que «es importante» que desde los colegios haya una «implicación» y que se «forme» a los profesores para que puedan abordar de manera adecuada este problema y «no dependa de sus buena voluntad». Ha recomendado a los centros escolares y a los docentes que informen a la Inspección educativa de «todos los posibles casos de acoso escolar, incluidas las agresiones no físicas». Ha puesto el foco también en la importancia de que se informe a los padres y a los alumnos de la existencia de protocolos y mecanismos de denuncia. «El acoso escolar debe ser una cuestión de Estado, que debe garantizar que se cumplan los derechos de los niños y que los protocolos funcionen», ha resaltado.

Amnistía Internacional ha organizado en la capital alavesa una recogida de objetos que no usan ya las generaciones más jóvenes, como cintas de casete y de vídeo, disquetes de ordenador, teléfonos con cable o carreteras de foto para visualizar que los mecanismos que se emplean en la actualidad para combatir el maltrato en la escuela, como el teléfono contra el acoso, están «obsoletos» y se precisan otro tipo de medidas.

El informe de AI se ha realizado con entrevistas a padres, adolescentes, profesionales académicos e inspectores educativos de varias comunidades, pero el portavoz de la entidad resaltó ayer que sus resultados son «extrapolables» a toda España.

Más información