Desgarradora carta de la madre del menor que se suicidó por acoso: «Yo lo avisaba, que no me vengan ahora con chorradas»

El colegio Jado Compasión de Erandio. /Pedro Urresti
El colegio Jado Compasión de Erandio. / Pedro Urresti

En 2017 publicó una dura carta en la que contaba el acoso que sufría su hijo y que ha vuelto a sacar a la luz en respuesta a Educación

Marta Fdez. Vallejo
MARTA FDEZ. VALLEJO

La madre del niño de 13 años que se suicidó en Getxo ya había advertido del acoso y el «sufrimiento» que soportó su hijo durante siete años en un colegio de Erandio en un desgarradora carta que publicó en Facebook en noviembre de 2017 y que este viernes volvió a colgar en esa red social, acompañada de un comentario demoledor: «Yo lo avisaba, ellos miraron para otro lado, ahora que no me vengan con chorradas». Respondía de esa forma contundente a las declaraciones del Departamento de Educación del pasado jueves, en las que aseguraba que «no encontraron pruebas del 'bullying'» y que, aún así, «activaron el protocolo», intervinieron y tomaron «medidas».

En la carta la mujer mostraba su impotencia ante la respuesta que recibió durante años del colegio y de un sistema educativo que negaban el 'bulliyng' una y otra vez, quitaban importancia a los ataques que sufría su hijo y no le ofrecían soluciones. «Cómo expresar cómo me siento. Tras siete años viendo cómo pegan, insultan y humillan a tu hijo en el colegio sólo escuchan mis oídos, '¡es cosa de niños! ¿Total? Y qué quieres que haga? No te gusta? Ya sabes,.....' y un sinfín más de excusas para llegar de nuevo al mismo punto de partida año tras año. En junio la vida termina y en septiembre hay que partir de cero», se lamentaba.

La madre cuenta las agresiones que sufría el menor y las heridas y lesiones con las que salía de clase y que el centro achacaba a caídas y peleas. «¿Cómo pueden pretender que unos padres olviden lo que sufre su hijo y que el niño vaya feliz al colegio? Son paradojas de la vida que mi cabeza no llega a comprender. ¡A tu hijo le rompen un diente y te dicen que se ha caído. A tu hijo le pegan en clase y eso es imposible, hasta que tiene testigos! Consecuencia. ¿Falta para tu hijo por estar en una pelea? Tu hijo sale con el cuello con sangre de las collejas que le han dado en un cambio de clase y es que el otro niño está pasando por una mala temporada. ¿Hasta cuándo?», se preguntaba con amargura.

Inspección de Educación

La denuncia que presentó la familia en Jado Ikastetxea de Erandio por el acoso a su hijo por parte de algunos de sus compañeros llevó a la apertura de un protocolo, según confirmó Educación, y a la intervención del servicio de Inspección, que la madre censura también con dureza al igual que las medidas que aplicaron los profesores. «La inspectora de Educación te dice que el problema es que tu hijo va con su hermana a clase!! Perdona??? De quién quieren reírse?? Esto en un colegio Marista! Pues imaginar qué tipo de alumnado hay que en menos de una semana la medida que han puesto algunos profesores es castigar a toda la clase fuera del horario lectivo, eso es legal? La solución es huir del problema? Qué aprende mi hijo si le enseño que en lugar de intentar arreglar un problema hay que huir de él??? En el final de su duro relato aclara que no todos los maestros dieron la espalda al pequeño. «He de terminar diciendo que gracias a Dios hay algún profesor en ese colegio que se preocupa por los alumnos, o sea existen profesores con vocación».

Al finalizar ese curso 2017-2018, en el que la madre escribió este testimonio, la familia decidió sacar al niño y a sus dos hermanos del centro. El menor se arrojó por un acantilado de La Galea el pasado fin de semana.

«Como expresar cómo me siento. Tras siete años viendo como pegan, insultan y humillan a tu hijo en el colegio sólo escuchan mis oídos, es cosa de niños!!! Total? Y que quieres que haga? No te gusta? Ya sabes,..... y un sinfín más de excusas para llegar de nuevo al mismo punto de partida año tras año. En junio la vida termina y en septiembre hay que partir de cero. Cómo pueden pretender que unos padres olviden lo que sufre su hijo y que el niño vaya feliz al colegio? Son paradojas de la vida que mi cabeza no llega a comprender. A tu hijo le rompen un diente y te dicen que se ha caído! A tu hijo le pegan en clase y eso es imposible, hasta que tiene testigos! Consecuencia!!!! Falta para tu hijo por estar en una pelea. Tu hijo sale con el cuello con sangre de las collejas que le han dado en un cambio de clase y es que el otro niño está pasando por una mala temporada. Hasta cuándo??? La inspectora de educación te dice que el problema es que tu hijo va con su hermana a clase!! Perdona??? De quién quieren reírse?? Esto en un colegio Marista! Pues imaginar qué tipo de alumnado hay que en menos de una semana la medida que han puesto algunos profesores es castigar a toda la clase fuera del horario lectivo, eso es legal? La solución es huir del problema? Qué aprende mi hijo si le enseño que en lugar de intentar arreglar un problema hay que huir de él??? He de terminar diciendo que gracias a Dios hay algún profesor en ese colegio que se preocupa por los alumnos, osea existen profesores con vocación.»

Una investigación abierta y protocolos que no son públicos

La Ertzaintza mantiene abierta la investigación para poder determinar las causas que pudieron influir en que el chico decidiera acabar con su vida. El Departamento de Educación y el colegio están colaborando con la Policía. También han admitido que pusieron en marcha el programa antiacoso tras la denuncia de los padres, pero ni el Gobierno vasco ni el centro han aclarado si se determinó finalmente la existencia de bullying y las acciones que se adoptaron para proteger al menor.

Más información