«Yo no tengo nada en contra del colectivo gay»

Patricia y Carolina./
Patricia y Carolina.

La propietaria del Bar Baserri asegura que expulsó a Carolina y Patricia de su local «porque estaban una encima de la otra, metiéndose mano y morreándose»

MIRIAM COS

Bajo unas pintadas que rezaban 'Stop homofobia' junto a un corazón con los colores de la bandera gay, Walaa Moawad ha vuelto a su bar, el Baserri de la calle Gordoniz, después de unas vacaciones que se han tornado muy intensas en estos últimos días. Su decisión de expulsar a una pareja de chicas de su local el pasado jueves por la noche ha traído cola en las redes sociales y en las asociaciones LGTB de Bilbao, que se han echado las manos a la cabeza ante la denuncia de las afectadas, Patricia y Carolina. Aunque Moawad, que lleva cinco años frente al bar, después de haber trabajado en otros locales de la ciudad, tiene las cosas muy claras. «Me da igual el sexo de las personas que vengan aquí, yo no tengo nada en contra de nadie y tengo muchos amigos gays», ha explicado esta mañana.

Con los comentarios de sus empleadas y clientes de fondo, Moawad se mostraba esta mañana claramente enfadada por los acontecimientos. «Las invité a irse porque estaban fuera de sí. Una encima de la otra, metiéndose mano y morreándose. Llamé a mi empleada y le dije que las instase a comportarse, e irónicamente añadí que les podía dar las llaves de la bodega, que ya sabía que son sus amigas», ha concretado. Porque la propietaria se agarra al hecho de que su último fichaje también pertenece a este colectivo. «Mi camarera también es lesbiana. ¿Qué sentido tiene que yo hago esto por la condición sexual de nadie? Tengo las grabaciones de lo que pasó y las mostraré con una orden judicial delante de un juez».

Consumiciones gratis

Por su parte, Patricia y Carolina, claramente desbordadas por la repercusión de su denuncia, han querido dejar claro que «aunque estuviésemos como ella dice su reacción nos seguiría pareciendo absurda. Nos ha denunciado por amenazas, insultos y coacción y no sabemos de dónde lo saca». De momento, esta misma tarde, decenas de personas se reunirán en la plaza Bombero Etxaniz a partir de las 19.00 horas en una besada en protesta por el suceso. «Todo el que entre en el bar y se bese recibirá una consumición gratis, para que vean que no tengo nada en contra de las muestra de cariño», ha dicho la propietaria.