La bronca con los manteros se inició al intentar despejar la zona «por un tapón de gente» tras los fuegos

E. C.

El incidente se saldó con dos detenidos, uno de ellos menor, y un policía municipal herido. Las comparsas y SOS Racismo censuran la actuación, mientras los comerciantes la aplauden

BEATRIZ GARNÁNDEZ y JULIO ARRIETA

Dos detenidos, uno de ellos menor de edad, y un agente herido es el balance de la bronca que se vivió anoche, tras la sesión de fuegos artificiales, entre el puente del Arenal y la Plaza Circular. Según han detallado esta mañana fuentes municipales, los dos arrestados han sido acusados de atentado contra la autoridad.

«El puente del Arenal es una de las salidas de emergencia del recinto festivo», explicaban desde el Ayuntamiento. Es un punto en el que se forma una gran aglomeración durante los fuegos artificiales. Es el acto que más público atrae de todo el programa festivo «y ayer congregó a muchísima gente», para la sesión de la Pirotecnia Zaragozana.

Al acabar la exhibición, «se formó un tapón de gente en el puente», causado en buena parte por la presencia de manteros. «Para abrir paso, unos agentes de la Policía Municipal empezaron a decirles a los manteros que se retiraran. No a detenerlos, sino simplemente a indicarles que dejaran paso». Entonces, y siempre según fuentes municipales, «un grupo de personas empezó a insultar a los agentes e increparles muy violentamente». Los policías se vieron acorralados y pidieron refuerzos mientras intentaban retirarse hacia la Plaza Circular.

Los refuerzos llegaron. La decena de policías apostados junto al Ayuntamiento acudieron a la carrera de inmediato al auxilio de sus compañeros. Metro a metro y con muchos problemas alcanzaron la Plaza Circular, hasta donde llegaron cuatro furgonetas de la Brigada Móvil de la Ertzaintza, un movimiento que generó alarma entre las personas que se encontraban de fiesta en este espacio. «No fue una batalla campal, ni mucho menos, pero el incidente fue muy aparatoso», han señalado desde el Ayuntamiento.

Entre algún que otro empujón los agentes autonómicos lograron establecer un perímetro de seguridad, en el que al final acabaron tomando parte más de medio centenar de policías municipales. El dispositivo puesto en marcha en la céntrica plaza obligó a suspender durante más de media hora la verbena del grupo 'Show Revelación'. Sobre las 23.45 horas la situación recuperó la normalidad.

«Dos personas fueron detenidas. Una de ellas es menor y ya ha sido entregado a sus padres». El otro arrestado, un adulto, «permanece en las dependencias policiales de Miribilla a la espera de ser puesto a disposición judicial». Ambos han sido acusados de un delito de atentado a la autoridad. El policía municipal herido tuvo que ser trasladado a un centro hospitalario. No se han facilitado más detalles sobre sus lesiones.

Críticas de Bilboko Konpartsak

Bilboko Konpartsak criticó la actuación policial, que consideró «desmedida frente a vendedores ambulantes y frente a la gente que se encontraba de fiesta». «A la vista de lo que estaba ocurriendo, ante el esfuerzo de personas que estaban cerca y que trataban de aplacar los ánimos y minimizar la tensión, la Policía Municipal reprimió a las presentes y miembros de la Ertzaintza sacaron sus porras e irrumpieron a golpes contra los presentes, según testimonio de varias testigos, provocando contusiones y lesiones entre esas personas», explican en la nota de prensa.

Desde Bilboko Konpartsak han aplaudido la respuesta popular y su actitud para «mantener la serenidad y la calma»; sin embargo, las comparsas subrayan que «es inadmisible la actitud agresiva, violenta, dura y desmedida de la Policía que cumple las órdenes del alcalde Juan Mari Aburto y de la concejala de Seguridad, Amaia Arregi».

Han recordado su firme desacuerdo con la política de seguridad del Ayuntamiento y añaden que «se les ha ido de las manos y que esas palizas son la consecuencia de la apuesta por la securocracia» iniciada por el Ayuntamiento.

Bilbao Dendak apoya a la Policía Municipal

La plataforma de asociaciones de comerciantes de Bilbao ha «animado» al Ayuntamiento a «continuar actuando contra la venta ambulante ilegal». BilbaoDendak se ha referido de esta forma a las incidentes que se registraron anoche.

«La venta ambulante sin licencia e irregular es una actividad ilegal y en el caso de ayer, estaba ocupando la vía pública y entorpecía una zona de evacuación del recinto festivo necesaria en caso de emergencia», ha señalado BilbaoDendak, cuyas asociaciones han apoyado la actuación de la Policía Municipal.

SOS Racismo tacha de «desproporcionada» la actuación

Sos Racismo Bizkaia ha calificado de «desproporcionado» el despliegue policial de anoche en pleno recinto festivo tras el incidente con los manteros. «¿Seguridad para quién? ¿Para las personas precarizadas y racializadas? ¿Para las personas que espontáneamente ejercen su derecho a la protesta? ¿es esta la 'ciudad de los valores' que predica Aburto?», se ha preguntado la organización a través de Facebook.