¡Adiós estrés! Cómo hacer las maletas sin morir en el intento

Hay que conocer bien el destino de vacaciones y los papeles que necesitamos para viajar./DM
Hay que conocer bien el destino de vacaciones y los papeles que necesitamos para viajar. / DM

El ritual de preparar el equipaje vacacional nos genera estrés y ansiedad, pero los podemos evitar si seguimos unas sencillas pautas

ALICIA ALDONZA PÉREZSantander

Salir de viaje y ahora más que nunca, que estamos en época de vacaciones, es algo que todos estamos deseando de forma agradable, lo vemos siempre como un cambio positivo y motivador; disfrutar del sol, del baño, del paseo del atardecer, de una cervecita y el pinchito en una terraza de verano... pero algo tan sencillo como hacer una maleta se nos puede hacer cuesta arriba. De ahí que en ocasiones la organización del equipaje se convierta en la pesadilla de todo turista.

A menudo nos encontramos con preguntas recurrentes. «¿Y qué llevo?, ¿Dónde habré metido tal cosa, la otra?, no me da tiempo, siempre me toca organizar lo de toda la familia... Luego cuando llegas al punto de destino te encuentras con imprevistos como: «Las chanclas, ¿dónde están las chanclas?, ¡Pero, Paco, si esto te dije que lo metieras tú, ya sabía yo que no podía dejarte eso a ti, siempre te olvidas y ahora tengo que comprar esto, lo otro, si es que ya lo sabía yo!»... «No, si siempre voy a tener yo la culpa, mira Pepa, yo te juro que lo puse en la bolsa de la playa»... Al final acabamos metiendo prendas que no son necesarias y nos olvidamos de otras importantes. Y así es como el ritual de hacer las maletas nos genera un estrés y una ansiedad que se acaban conviertiendo en nuestros compañeros de viaje.

Con unos pequeños trucos podríamos evitar estas situaciones y comenzar a disfrutar de las vacaciones desde que empezamos a hacer el equipaje.

Aquí os dejo unos consejos que espero sean de ayuda para «evitar el estrés de las maletas» y arrancar con buen pie las vacaciones:

Debemos priorizar qué llevamos en nuestra maleta.
Debemos priorizar qué llevamos en nuestra maleta. / DM

Destino

·Primeramente y después de haber decidido el destino, tenemos que informarnos del lugar escogido; de su moneda, si es una salida al extranjero debemos saber si hay que preparar alguna documentación en concreto (pasaporte, tarjeta sanitaria, vacunas…), costumbres, gastronomía y, sobre todo, informarnos de algo tan importante como el tipo de climatología para poder llevar la ropa adecuada y no cargarnos de equipaje innecesario.

Lista

Antes de comenzar las maletas es vital hacer una lista con todo lo que estimamos indispensable para nuestro viaje y siempre teniendo muy presente la cantidad de días que vamos a pasar fuera, de esta manera calcularemos lo necesario por día y siempre pondremos algo más por los imprevistos que puedan surgir, especialmente cuando se viaja con niños. Es conveniente recordar incluir en esa lista un pequeño botiquín, además de neceseres.

Momento salimos de viaje, ¡por fin!
Momento salimos de viaje, ¡por fin! / DM

Repaso

A la hora de la puesta a punto de las maletas, seguiremos lo plasmado en la lista y tacharemos todo aquello que ya hayamos realizado, de esta forma evitaremos olvidos y repeticiones. Cuando te des cuenta tendrás todo controlado y un equipaje bien organizado.

Previsión

Algo que es muy importante: «No hay que dejar las maletas para el último día». Esto nos lleva a las prisas de última hora y la situación se vuelve más estresante cuando tenemos que preparar un equipaje familiar y para estancias de larga duración.

Positividad

Por último, es indispensable hacer uso de una actitud positiva en todo momento y aplicar el buen humor a cada instante, aunque nos hayamos dejado el bañador en el vestidor. Nunca hay que olvidar este lema: «Vamos a pasarlo bien». Estos cinco puntos son básicos y todos nosotros los conocemos, pero ¿quién no se ha visto en una situación así alguna vez? Espero que al menos hayan servido para hacernos reflexionar e intentar hacer unas maletas sin estrés.

¡Feliz viaje, amigos!